La Hoya

LA HOYA - PATRIMONIO

La mejora de la iglesia de Castilsabás se centra en bóvedas y fachadas

La directora general de Vivienda y Rehabilitación, Verónica Villagrasa, ha visitado las obras de rehabilitación del templo

La mejora de la iglesia de Castilsabás se centra en bóvedas y fachadas
La mejora de la iglesia de Castilsabás se centra en bóvedas y fachadas
G.A.

HUESCA.- Las obras de restauración y conservación de la iglesia de Castilsabás tienen como cometido principal la estabilización de las bóvedas y fachadas de la nave central y laterales.

Así lo ha indicado esta semana la directora general de Vivienda y Rehabilitación, Verónica Villagrasa, durante su visita a los trabajos que se están realizando en el templo y que se espera estén finalizados a mediados del próximo mes de septiembre.

Según Villagrasa, los trabajos se centran en "la estabilización de las bóvedas y fachadas de la nave central y laterales, mediante la ejecución de zuncho de coronación en nave central y laterales, colocación de tirantes, aumento del canto del arco fajón, encamisado de bóvedas, realización de costillas en el trasdós de las bóvedas, ejecución de una nueva estructura portante de la cubierta y tablero y la colocación de material de cobertura".

La obra está cofinanciada por el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Loporzano, con una aportación del 85 % del importe de la ejecución de los trabajos por parte del Ejecutivo autónomo, con 191.469,21 euros, y el 15 por ciento restante, 33.788,68 euros, por el Consistorio de la localidad.

Esta actuación se ajusta al proyecto redactado por el arquitecto Luis Galicia, por encargo de la Dirección General de Vivienda, con un importe de 10.079 euros. El proyecto fue adjudicado a la empresa Damarim, S.L. por 227.257 euros, y un plazo de ejecución de seis meses, informa el Gobierno de Aragón.

La iglesia parroquial de San Antonio Abad, en Castilsabás, es un edificio de tres naves en planta rectangular. Los cinco tramos están cubiertos con bóvedas de lunetos en la central y de arista en las laterales, la separación de las naves es mediante pilastras.

Tiene el coro a los pies y la torre forma parte del frente de fachada, situándose en el lado del evangelio, es de sillería y consta de dos cuerpos cúbicos rematados por chapitel octogonal. Previamente a esta intervención, el edificio se encontraba en mal estado de conservación, con afección en muros, bóvedas y cubiertas.

Las bóvedas se hallaban dañadas por efecto de la rotura de elementos portantes de la cubierta, provocando fuertes humedades, agravadas en las bóvedas de arista de la nave lateral.

Villagrasa explicó que "puntualmente ya se había producido la ruina parcial de bóvedas y forjados de las capillas laterales y construcciones anexas". También se observaban fuertes humedades por las filtraciones de agua a través del muro.

Los revestimientos de las bóvedas presentaban un estado de degradación avanzado por las filtraciones de agua. La torre requería una actuación para reparar y consolidar el chapitel y la escalera de acceso. Además se pueden observar movimientos en las claves de los huecos del campanario por el peso transmitido por el chapitel.

Etiquetas