La Hoya

LA HOYA - REBROTES DE CORONAVIRUS

El centro Covid de Yéqueda acoge a 13 personas mayores de diferentes residencias de la provincia

De momento están albergando a residentes negativos para aislarlos de los casos positivos de sus respectivos centros

El centro Covid de Yéqueda acoge a 13 personas mayores de diferentes residencias de la provincia
El centro Covid de Yéqueda acoge a 13 personas mayores de diferentes residencias de la provincia
D. A.

HUESCA.- El centro COVID de Yéqueda, en la provincia de Huesca, ha vuelto a acoger a personas mayores, tras haber estado varias semanas activo, pero sin residentes. En concreto, cuenta con 13 usuarios que provienen de diferentes centros de mayores de la provincia y no tienen coronavirus.

El centro, ubicado en la residencia de mayores 'La Abubilla', fue habilitado el pasado 23 de marzo para acoger a personas que viven en residencias de mayores, que dan positivo en coronavirus, pero no requieren asistencia hospitalaria. No obstante, en estos momentos, solo tiene residentes sin la COVID-19, según ha confirmado el director del centro, Mateo Ferrer.

En la primera fase de la pandemia, el centro estuvo ocupado hasta junio. Desde entonces, ha estado vacío, pero activo, a expensas de cómo evolucionaba la pandemia. Mateo Ferrer ha explicado que, de momento, están albergando a residentes negativos para aislarlos de los casos positivos de sus respectivos centros.

"Todos esperábamos que la residencia se reabriría más tarde, pero ha sido en agosto cuando estamos recibiendo otra vez a personas mayores", ha contado. Ha añadido que la intervención ahora es diferente a la que se realizó en la primera parte de la pandemia ya que ahora "estamos albergando a personas negativas en coronavirus que proceden de residencia donde hay positivos y necesitan un espacio en el que tengan un aislamiento para que no se acaben contagiando como el resto de los usuarios", ha expuesto el director de 'La Abubilla'.

La evolución de la pandemia decidirá si esta residencia sigue albergando únicamente a personas sin la COVID-19 o si es necesario acoger a personas positivas. En este punto, Ferrer ha señalado que "la evolución en las residencias es cuestión de horas y trabajamos con ese margen de tiempo, con lo cual ahora estamos en esta situación de albergar a negativos, pero no descartamos que de aquí a unos días acabemos albergando a positivos".

Los residentes negativos no pueden compartir habitación por lo que la capacidad de la residencia se reduce. "El tratamiento es diferente ya que cuando son pacientes positivos pueden compartir una habitación doble, pero para los negativos son habitaciones de aislamiento y atención individual cien por cien", lo que ha obligado a reducir la capacidad de la residencia a 29 usuarios y, "ahora mismo estamos a la mitad de la capacidad, con 13 ingresos".

Etiquetas