La Hoya

LA HOYA - DEMOGRAFIA

Ayerbe lanza un SOS para no bajar de los 1.000 habitantes

El Ayuntamiento pone en marcha una campaña para "invitar" a empadronarse

Ayerbe lanza un SOS para no bajar de los 1.000 habitantes
Ayerbe lanza un SOS para no bajar de los 1.000 habitantes
R.G.

HUESCA.- Bajar de los 1.000 habitantes censados supone para un pueblo una notable reducción de la financiación que recibe de otras administraciones, que se puede traducir en un incremento del precio que pagan los vecinos por determinados servicios, así como en una disminución del número de integrantes de su corporación municipal.

Esta situación es la que quiere evitar el Ayuntamiento de Ayerbe que ha lanzado una campaña de concienciación que "invita" a quienes viven durante varios meses al año en la localidad a empadronarse allí y a posibles nuevos pobladores a asentarse en el municipio.

En estos momentos, Ayerbe tiene 1.009 vecinos empadronados, por lo que está rozando el límite, y antes de que el censo caiga por debajo de los 1.000 habitantes el Ayuntamiento ha decidido ponerse a manos a la obra.

Para ello, ha editado un folleto que ha buzoneado por las casas de los tres núcleos del municipio (Ayerbe, Fontellas y Losanglis) y lanzado a través de redes sociales y whatsapp, en el que explica las posibilidades que ofrece la localidad.

El alcalde de Ayerbe, Antonio Biescas, explica que "si bajamos de 1.000 habitantes nuestra financiación bajará drásticamente", con descensos de hasta un 40% en determinadas partidas presupuestarias por la caída de ayudas o subvenciones procedentes de otras administraciones. Ese descenso se puede traducir en un aumento de los precios que los vecinos pagan, por ejemplo, en la escuela infantil o el bono de las piscinas.

"Si sobre un presupuesto municipal de 1.200.000 euros bajamos la financiación 300.000 euros, hay que echar el cerrojo en algunos servicios públicos o subir los impuestos o las cuotas", explica el alcalde.

Biescas incide en que el censo oficial es de 1.009 vecinos, pero la realidad es que durante varios meses al año (de abril a octubre) viven en la localidad unas 1.400 -1.500 personas, en invierno se mueven entre 1.100 y 1.150, y en días como este fin de semana se superan los 2.000.

"Queremos asentar la población por encima de 1.000 habitantes, por lo que hacemos un llamamiento a quienes residan durante unos meses en Ayerbe a que se empadronen", apunta el alcalde, que señala que aprovechan para "vender" las bondades de la localidad para atraer nuevos pobladores. Añade que es consciente de que hay personas que no se pueden empadronar por diferentes motivos y tampoco pretende que lo hagan quienes solo van algún fin de semana.

A quienes estén dispuestos a engrosar el censo, "les ofrecemos servicios públicos de calidad, educación hasta 4º de la ESO, escuela infantil, un centro de salud abierto los 365 días del año, actividad cultural, servicios municipales, un entorno natural privilegiado, una ubicación a 20 kilómetros de Huesca y a 50 de Zaragoza, fibra óptica comercio, hostelería, farmacia, gasolinera, Correos, etcétera", destaca el alcalde.

Por último, Antonio Biescas quiere dejar claro que con esta campaña el Ayuntamiento hace un llamamiento a empadronarse o a la llegada de nuevos vecinos, pero que no ofrece ni trabajo ni vivienda, aunque -comenta- "trabajo va saliendo".

Etiquetas