La Hoya

LA HOYA - PATRIMONIO

Hallan dos vestigios de origen musulmán próximos a Huesca

El vecino oscense Alberto Gabarre ha encontrado restos de un asentamiento de los siglos X-XI en Albero Alto y vestigios de una cantera de piedra cerca de Apiés

Hallan dos vestigios de origen musulmán próximos a Huesca
Hallan dos vestigios de origen musulmán próximos a Huesca
A.G.

HUESCA.- La curiosidad y el interés por lugares insólitos que rodean a la ciudad de Huesca han llevado al oscense y profesor jubilado Alberto Gabarre a encontrar varios yacimientos, uno de origen musulmán de los siglos X-XI, cerca de Albero Alto, además de una cantera de piedra próxima a la localidad de Apiés.

Todo comenzó hace un mes, cuando Gabarre realizaba una ruta en bicicleta de montaña cerca de Huesca, por Salas, Monflorite, Albero Alto y Lascasas.

"En las afueras de Albero Alto me encontré con tres piedras de considerables dimensiones y me sorprendieron porque estaban en una zona completamente llana. Me acerqué a observarlas y por alguna razón intuí que había intervenido la mano del hombre en ese lugar", recuerda.

Tras comentar este hallazgo en el Sipca, "le confirmaron que en esa zona no había nada catalogado, y que lo más cercano es el castillo musulmán de Piracés".

En una segunda visita, empleó un dron para fotografiar las piedras desde arriba. "Mi sorpresa fue que vi huellas humanas, muy similares a las del Castillo de Piracés", comenta. Tras mandar las instantáneas al Sipca le indicaron la posibilidad de que los restos fueron de origen musulmán.

Acto seguido, el Sipca puso en conocimiento este hallazgo a un arqueólogo que determinó que los restos respondían "a una especie de pequeña atalaya o refugio defensivo de una aldea que seguramente estaba a los pies de las tres rocas".

El pasado domingo 8 de octubre, Gabarre se acercó a la zona de Apiés a en la que recordaba haber visto "otras piedras que me habían llamado la atención en otra excursión en bicicleta". Del mismo modo, se acercó con un dron para fotografiar la parte superior. "En este caso, era una piedra que se había partido por la mitad y había quedado en forma de uve", con indicios de presencia humana.

En este caso, el vecino de Huesca se puso en contacto con el Sipca, desde donde le transmitieron que los restos podrían ser también de origen musulmán.

Las fotografías fueron trasladadas a un arqueólogo. "Al principio dijo que podían ser de origen musulmán pero después apuntaba que quizá de una cantera de piedra". En este caso, expresó su interés para ver "in situ" los restos para estudiar el lugar y llegar a conclusiones.

Gabarre recuerda que la zona de Piracés y Albero Alto "estaba llena de aldeas de la época musulmana de los siglos X al XI, que fue cuando los musulmanes lograron asentarse en La Hoya de Huesca y crearon numerosas aldeas y casi todas ellas contaban con algún bastión defensivo o de vigilancia, realizadas sobre piedra y utilizaban tapial y maderas, por lo que en las rocas quedan las huellas donde incrustaban los maderos para sujetar los tapiales de las casas". Aludió a la web piedras-sagradas.es "para conocer el rico patrimonio que tenemos en la provincia de Huesca, porque conocemos muy poco lo que tenemos aquí".

Etiquetas