La Hoya

LA HOYA/turismo

El Castillo de Loarre duplica sus visitas en agosto frente a 2020

La fortaleza acumula 4.500 visitas en los primeros seis días del mes frente a las 2.500 que se registraron durante el mismo periodo del año pasado

Visitantes al Castillo de Loarre, el fin de semana pasado.
Visitantes al Castillo de Loarre, el fin de semana pasado.
LOARRE TURISMO ACTIVO S.L.

El Castillo de Loarre ha notado un incremento importante del número de visitas en lo que llevamos de mes de agosto de casi el doble respecto al 2020, con 4.500 personas frente a las 2.500 que se registraron durante el mismo periodo del año pasado.

A estas buenas sensaciones se unen las 14.000 visitas que se han alcanzado en julio de este año. Un hecho que desde la empresa que gestiona las visitas al Castillo, Loarre Turismo Activo S. L., atribuyen a que la población se siente “más segura frente a la pandemia y el hecho de que el turista nacional no pueda salir fuera como hacía antes”.

A todo ello se suma que “para todas las visitas es obligatorio el uso de mascarilla y se controla el aforo de los grupos a un máximo de 20 personas frente a las 40 de antes de la pandemia”, explica Lorena Laguna, gerente de Loarre Turismo Activo, quien detalla que los grupos “se completan con una antelación de entre dos y tres días” al realizarse de forma online.

“Creemos que el arranque de esta primera quincena de agosto, que suele ser la más fuerte del año y en la que más público se concentra y según vamos viendo, el trabajo es bastante bueno por lo que estamos superando con creces la cifra del año pasado”, comentó.

En cuanto al perfil del visitante que se acerca al Castillo de Loarre, sobresale el turista de proximidad de regiones vecinas como Cataluña y Valencia a las que se suman las de Madrid o Andalucía. 

Además se refieren a que empiezan a llegar visitantes de países como Francia, Inglaterra o Bélgica, por lo que destacan “una procedencia variada” en estos primeros días de agosto.

Con estas sensaciones, destaca la gerente de Loarre Turismo Activo, “estamos empezando a ver cómo el turismo vuelve a activarse y con una mayor seguridad frente a la pandemia” que tiene un reflejo directo en una mayor afluencia de visitantes.

Respecto a las medidas sanitarias obligatorias, subrayaron que “la gente sigue respetando el seguir llevando la mascarilla” como medida de protección frente a la covid aunque también apreció una mayor seguridad “a la hora de utilizar todos los servicios en general como el espacio de la terraza o la cafetería”, matizó Lorena Laguna.

Respecto a la situación del verano del año pasado, “las visitas han incrementado en torno a un 30 por ciento más que en 2020 y unas cifras muy próximas al año previo a la pandemia”.

Incremento de la plantilla para atender la demanda

Para responder a esta demanda motivada por el incremento de afluencia al Castillo de Loarre en este verano, la plantilla de la empresa ha pasado de 12 a 14 trabajadores para atender las visitas así como los servicios que demandan los clientes.

“En líneas generales estamos contentos. Éramos un poco reacios a mover servicios o ampliar personal y al final nos hemos visto abocados a reforzar la plantilla tanto en el servicio de cafetería como en el de guías”, añadió Laguna. 

Etiquetas