La Hoya

JUSTICIA

Tres años de cárcel para los acusados por el atraco a un sucursal de Almudévar

La Audiencia Provincial de Huesca ha comunicado la sentencia a las parte tras el acuerdo alcanzado entre Fiscalía y defensas

Edificio de la Audiencia Provincial de Huesca
Edificio de la Audiencia Provincial de Huesca
Rafael Gobantes

La Audiencia Provincial de Huesca ha establecido una condena de tres años de prisión a los dos atracadores  que robaron a mano armada un botín de 92.000 euros de la sucursal bancaria de Bantierra en Almudévar en julio del 2020 que rebaja los once años de prisión iniciales que pedía el Ministerio Fiscal después del acuerdo alcanzado la semana pasada por los abogados de la defensa Laura Vela Sevilla y Alejandro Giménez Planas y que ha evitado la celebración del juicio oral para esta semana.

Según ha dictado este lunes el juez en la sentencia a la que ha tenido acceso este periódico, ha establecido una condena para los dos atracadores como "responsables de un delito de robo con intimidación en establecimiento abierto al público" y concurren para ambos acusados la circunstancia atenuante muy cualificada de reparación del daño, quienes han confesado ser los autores de los hechos.

Entre la medidas impuestas por el tribunal a los dos atracadores, figuran las prohibiciones de los dos atracadores de aproximarse y de comunicarse con los dos empleados del banco en un radio de 500 metros y de comunicarse con ellos por cualquier medio durante un periodo de cinco años.

La sentencia reza que los dos acusados deberán indemnizar de forma conjunta y solidaria de 6.500 euros a la empleada por el dinero sustraído y por los daños morales ocasionados y de 1.300 euros al empleado en prácticas por las lesiones físicas y daños morales.

Una vez indemnizados los dos empleados, el juez indica que el dinero sobrante deberá entregarse a la aseguradora que había indemnizado a Bantierra por el dinero sustraído de la sucursal bancaria.

Asimismo, la condena establecida tiene en cuenta la permanencia en prisión provisional de los dos acusados, que se encuentran ingresado en la prisión de Zuera desde julio del año pasado.

En su escrito de la sentencia, el tribunal ha considerado probados que los dos acusados se dirigieron el 14 de julio de 2020 mostrando una pistola diciendo "esto es un atraco" y maniataron a los dos empleados en la caja fuerte, del que se apoderaron de los 92.000 euros en billetes precintados que se encontraban en su interior.

En ese momento, obligaron a los dos empleados a meterse en el cuarto de la caja fuerte y a entregarles los móviles para asegurarse su huida.

Tras marcharse los atracadores, los empleados pudieron avisar a la Guardia Civil a través del botón del pánico en el cuarto de la caja fuerte donde les habían encerrado. Tras su detención ingresaron en prisión el 24 de julio de 2020.

Además, el magistrado hace constar en su sentencia que los dos acusados han abonado 22.000 euros en concepto de reparación de daño para los dos empleados de la sucursal por los daños físicos y psicológicos que sufrieron. 

 

 

Etiquetas