La Hoya

SECTOR AGROALIMENTARIO

Adesho reparte más de 2.000 frutales autóctonos recuperados

Casi un centenar de particulares y horticultores recogieron variedades de peral, manzano y ciruelo de la zona norte de la Sierra de Guara

Entrega de frutales recuperados a particulares en el vivero oscense de Carlos Gil.
Entrega de frutales recuperados a particulares en el vivero oscense de Carlos Gil.
ADESHO

La Asociación para el Desarrollo Rural Comarcal de La Hoya de Huesca (Adesho) ha entregado recientemente 2.200 árboles recuperados de variedades autóctonas del territorio a particulares sin coste alguno.

En concreto se trata de 1.534 manzanos, para 15 variedades; 490 perales para 5 variedades; y 176 ciruelos, para 3 variedades que recibieron casi un centenar de particulares y horticultores profesionales interesados en establecer variedades frutales locales en sus parcelas o fincas.

Estas variedades proceden de un inventario que hace siete años se realizó en el norte de la sierra de Guara, concretamente en los núcleos de Arguis, Bara, Belsué, Bentué de Rasal, Lúsera y Nocito para localizar, caracterizar y propagar esta variedades, informaron fuentes de Adesho.

En concreto estos árboles se encontraban creciendo adaptados a su entorno y habían logrado sobrevivir sin ningún tipo de cuidado, por lo que podían presentar unas características de fruto de calidad de gran valor en los mercados actuales.

Los huertos donde se han desarrollado estas variedades se encuentran ubicados en más de 30 localidades de La Hoya como Arguis, Bentué de Rasal, Nocito, Nueno, Belsué, Arascués, Lúsera, Igriés, Apiés, Huesca, Quicena, Santa Eulalia la Mayor, Alcalá del Obispo, Sesa, Albero Alto, Vicién, Tabernas del Isuela, Almudévar, Blecua, Torres de Montes, Angüés, Biscarrués, Losanglis, Fontellas, Ayerbe, Bolea, Loarre, Alerre, etcétera.

Adesho lidera este programa de recuperación de frutales autóctonos que ha contado con la participación de más de una decena de colaboradores del territorio y del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (Cita).

En el desarrollo del proyecto se analizaron molecularmente los árboles y se establecieron dos parcelas experimentales en Arguis y Belsué que permitió conocer algunas de las características más interesantes de estos frutos y su desarrollo agronómico.

Después, se realizó una selección de los ejemplares más interesantes para su propagación, y se injertaron en el vivero de nuevo sobre los portainjertos más apropiados para cada especie.

Muchos de los ejemplares distribuidos serán sometidos a un proceso de control, examen y verificación, lo que permitirá obtener conclusiones relativas al desarrollo y a la adaptación de los frutales a los “ecosistemas”.

El objetivo final es recuperar y evaluar el potencial de estos frutales, confeccionar un catálogo de variedades, proseguir con los estudios de su comportamiento agronómico y poner en valor las producciones por su calidad y, de este modo, promocionar estos productos tanto en los mercados locales, como en restauración o en la industria de transformación, ofreciendo un producto único y diferenciado.

Etiquetas