La Hoya

#Mipuebloenfiestas

Viandas, juegos y chapuzones en las fiestas de Quicena

El pueblo vuelve a reunirse para celebrar, tras dos años, las fiestas de Santiago Apóstol

Cartel oficial de las fiestas mayores de Quicena.
Cartel oficial de las fiestas mayores de Quicena.
Ayuntamiento de Quicena

Tras dos años de pausa por motivo de la pandemia, Quicena vuelve a celebrar una de sus fiestas más emblemáticas, las de Santiago Apóstol. Arrancaron el jueves, reunidos en la piscina municipal, con una cena que acabó en película y en un apetecible baño a la luz de la luna. Este viernes está programada una actividad para que disfruten los más jóvenes. Se trata de una prueba de orientación que puede jugarse individualmente o por equipos, a pie o en bicicleta, en la que con ayuda de un mapa llegas a otros retos especiales con patines, tiro con arco y otros juegos de habilidad. Al caer la noche, los vecinos y vecinas de Quicena volverán a reunirse en la plaza del pueblo para cenar. Para finalizar el día, un Dj será el encargado de poner música a este segundo día de fiestas. Rafael Blasco, alcalde del municipio, resalta el valor de estas celebraciones: “Lo importante es que salimos de las casas, estos dos años han sido muy duros, tanto para los mayores como para los más pequeños”, y añade: “el no jugar y ver las calles vacías se ha notado bastante”.

El sábado abre con una fiesta acuática y continúa con el chef Ramón, que cocinará una paella de carne y verduras para cerca de 100 comensales. La tarde está reservada para los juegos, desde el clásico futbolín y guiñote, hasta una guerra de globos de agua en la plaza del pueblo. Esa misma tarde, los vecinos de Quicena se encontrarán en un partido de fútbol amistoso, donde se debatirán los equipos formados por jóvenes y veteranos del pueblo. El grupo Doble Cara Group será el encargado de animar la noche del sábado en una verbena que entonará canciones pop-rock de todos los tiempos.

Domingo de chocolatada

Las fiestas mayores de Quicena se despiden el domingo 24, con la tradicional misa del patrón a las 12:00, el último vermú en la plaza, y la servilla, que surgió de la idea de un vecino del pueblo. “Llevamos haciéndola unos cuantos años. Antiguamente íbamos recogiendo con una canastilla los donativos para sufragar las fiestas, pero un vecino tuvo una idea para que fuese más participativo para los más pequeños. Ahora decoramos una cesta con hiedra y globos y ahí recogemos bizcochos y tortas para luego hacer una chocolatada” cuenta Rafael.

“La gente está respondiendo muy bien, incluso viene gente de fuera”, refiriéndose a las actividades de estos días atrás en la piscina. En Quicena está todo listo para volver a reunirse en la plaza y disfrutar de sus fiestas más entrañables. Música, juegos, comida y chapuzones le esperan al visitante que se acerque a este municipio. Además de la programación, podrá conocer su entorno natural y su patrimonio histórico.

Etiquetas