La Hoya

#SoydelAltoAragón

Una coral, banda municipal, varias formaciones... la música no deja de sonar

La jota también está presente de la mano de la Escuela Municipal

Integrantes de la Banda de Música de Almudévar tras una de sus últimas actuaciones.
Integrantes de la Banda de Música de Almudévar tras una de sus últimas actuaciones.
S.E.

En Almudévar saben como dar la nota y estar en sintonía y nunca desafinan, y prueba de ello es el elevado número de agrupaciones musicales que hay en la localidad: una coral, banda de música, grupo de bombos, tambores y trompetas; también formaciones como Burtinae, Orquesta de Pulso y Púa y el quinteto Aralirics...

La Banda de Música “La Corona” puede presumir de ser más antigua que la de Huesca, “se fundó en 1982 y su primer director fue el maestro Samperiz al que fuimos a buscar para que se pusiera al frente”, indica Jesús Atarés, que es su presidente. En la actualidad uno de sus vecinos más conocidos, Alejandro Escuer, está al frente de sus 35 integrantes -también dirige la de Huesca- que tienen “edades que van desde los 9 a los 69 años”, indica Atarés.

En la localidad se ofrecen clases de música de diferentes instrumentos todos los días y la banda ensaya los sábados.

La coral Villa de Almudévar nació en 1991 y desde entonces ha mantenido una imparable actividad “actuamos en conciertos de Navidad, bodas, asistimos a intercambios y festivales, hemos cantado en misas...”, detalla su directora, Gladys Otin.

En su repertorio figuran todo tipo de temas y es habitual que realicen “conciertos temáticos como por ejemplo de películas”, ya que, argumenta, “una coral no es solo música sacra o profana, todos los géneros tienen cabida”.

Y si algo define a sus casi treinta integrantes es “la ilusión”, porque comenta Gladys, “a los ensayos acuden el 90 % de los miembros y siempre hay ganas de querer hacerlo mejor”.

Cristian Ubieto estuvo en otras formaciones y en la actualidad forma parte de Aralirics, un quinteto que surgió de forma espontánea, “a uno de nuestros componentes le salió una boda y como yo toco, mi pareja es soprano y Manuel De Dios -otro vecino del pueblo- es tenor, decidimos probar, y tanto nos gustó la idea que empezamos a hacer conciertos más en serio”.

Desde ese evento han sido muchas las veces que se han subido al escenario, pero sin duda se quedan con “el día que actuamos en una gala benéfica en la sala Mozart del Auditorio de Zaragoza”, apunta.

Tanto Cristian como Manuel, al igual que otros músicos de la localidad, pertenecen a la Escuela Municipal de Jota y en su caso ambos también forman parte de la Banda de Música.

Etiquetas