La Hoya

ferias

Animación, buen tiempo y mucha cereza: la Feria de Bolea vuelve a romper récords

Numerosos altoaragoneses disfrutan de un producto que presenta una calidad "altísima" y del que se han vendido 9.000 kilos solo durante la mañana

Puestos de productores en la Feria de la Cereza de Bolea.
Puestos de productores en la Feria de la Cereza de Bolea.
Laura Ayerbe

Puestos de artesanía, de alimentación y sobre todo de cerezas han ocupado las calles de Bolea en uno de los días grandes de esta localidad. La XXIII Feria de la Cereza ha contado con más de 55 puestos y muchísimos visitantes con ganas de poner en valor el producto local.

Las cerezas estaban presentes en todas partes, con decoraciones que engalanaban las calles y cierta prisa por conseguir alguna caja. Y es que los productores han hecho acopio desde primera hora, pero la afluencia de altoaragoneses que querían comprar esta deliciosa fruta casi les superaban. Se estima que han pasado por Bolea entre 9.000 y 10.000 personas y que se han vendido más de 9.000 kilos sólo durante la mañana.

"Tantas sacas, tantas vendes", comentaba Santiago Pisa, de la Cooperativa Cocebo. La feria estaba recién inaugurada y ya se olía en el ambiente que la jornada iba a ser un éxito, con un ritmo de venta "superior" al de años anteriores. En ello ha influido la "excepcional" calidad tras un periodo en el que el tiempo ha sido el ideal para las cerezas: "Están maduras, duras y con un sabor muy dulce".

Puestos de productores en la Feria de la Cereza de Bolea.
Puestos de productores en la Feria de la Cereza de Bolea.
Laura Ayerbe

Tampoco las autoridades se han querido perder la cita. La inauguración ha corrido a cargo de Maribel Bailo, alcaldesa de La Sotonera, y de Isaac Claver, presidente de la Diputación Provincial de Huesca. 

La primera ha recordado que hace 25 años que se celebra la feria, cinco lustros en los que "ha ido creciendo año tras año gracias a las distintas corporaciones del Ayuntamiento, con mucha ilusión y mucho trabajo". Siempre la han organizado junto a la asociación A Cerecera, sin la cual "sería muy difícil que esto continuara adelante".

También colabora la Diputación Provincial de Huesca. En representación, Claver ha alabado que esta es una oportunidad para "mostrar al mundo entero que nuestra provincia tiene mucho que ofrecer y que desde lugares pequeños se pueden hacer grandes cosas". En su discurso ha puesto en valor el papel de los agricultores, que representan "valores tan importantes como el esfuerzo, el compromiso, el tesón, el saber sobreponerse a momentos complicados". Igualmente, dan muestra del "orgullo rural" de la provincia altoaragonesa.

Trabajo, satisfacción y orgullo

Cualquier rincón sirve durante este día para exhibir un producto tan especial como la cereza de Bolea. Las familias y pequeños productores hacen grandes esfuerzos desde sus almacenes, garajes o desde sus propias casas para que nadie tenga que irse de vacío. Es el caso de Eva Cabrero, de la pequeña marca Boleas, quien apunta que "cada año es una locura, este en seguida hemos vendido todo lo que teníamos preparado". Conforme las traen, las empaquetan rápidamente y las suben a alguno de los puestos que tienen preparados. Toda ayuda es buena y nunca sobran manos, ya que se trata de "un día de muchísimo trabajo, aunque también muy alegre y de mucha emoción".

"Los que hacemos esto es porque nos gusta, y ver que la gente viene a por tu producto es un orgullo", sentencia. Es el caso de Margarita, que siempre tiene guardado un domingo de junio para ir a Bolea. Acude desde Huesca porque este producto es "grande, dulce y muy bueno". Ha sido testigo de cierta evolución, ya que la feria cada vez tiene más puestos y visitantes: "Está muy entretenida, hay mucho ambiente, las calles llenas y puestos muy diferentes para comprar. Es también una manera de fomentar el turismo local".

En este sentido, había zonas destinadas a antigüedades, productos de alimentación, la “zona gastro” en la plaza Mayor y una dispuesta para los más pequeños. Y el pueblo ya había calentado motores con el mercado de productores locales, que se celebró el domingo 9. Comentaba la alcaldesa que estuvo también muy “animado” gracias al showcooking protagonizado por el reputado pastelero Raúl Bernal. Además, La Ronda de Boltaña ofreció un concierto multitudinario en la plaza.

El 2024 ha sido un buen año para la cereza de Bolea, con una calidad "excepcional".
El 2024 ha sido un buen año para la cereza de Bolea, con una calidad "excepcional".
Laura Ayerbe

El 2024 ha sido un año bueno para la producción de cereza de Bolea. El tiempo ha acompañado, con un calor que no ha sido excesivo, escasas lluvias y muy poco dañinas. Todo ello ha favorecido la recolecta de un producto de gran calidad que, año tras año, pone a esta localidad en el mapa gastronómico y social de la provincia.