La Litera

LA LITERA - 175 ANIVERSARIO DE LA GUARDIA CIVIL

Jesús Alcántara, sargento primero y comandante jefe de puesto en Binéfar: "Los ciudadanos se sorprenden de lo que hacemos por ellos"

Los puestos de Seguridad Ciudadana, los cuarteles rurales, están "pegados a la gente" para prestarles servicio

Jesús Alcántara, sargento primero y comandante jefe de puesto en Binéfar: "Los ciudadanos se sorprenden de lo que hacemos por ellos"
Jesús Alcántara, sargento primero y comandante jefe de puesto en Binéfar: "Los ciudadanos se sorprenden de lo que hacemos por ellos"
R.G.

HUESCA.- Un niño de Binéfar al verse perdido se fue directo al cuartel de la Guardia Civil. Este es un ejemplo de lo próximos que están los puestos de Seguridad Ciudadana, los cuarteles rurales, de los vecinos. "Estamos pegados a la gente, porque si no te conocen, no te van a ir a contar sus problemas", comenta el sargento primero y comandante jefe de puesto de la Guardia Civil de Binéfar, Jesús Alcántara. Es el primer contacto, el primer lugar al que acude el afectado ante incidencias de lo más dispares.

"Los ciudadanos se sorprenden de lo que hacemos por ellos. ¿Todo esto se hace por mi padre? Me dijo el hijo de un señor que se perdió en Esplús y al que, por desgracia, encontramos fallecido. Porque había perros de búsqueda, el helicóptero... y él no pensaba que para una persona corriente se hacía tanto despliegue de medios. Pues, claro que sí", ejemplifica Alcántara. "Nosotros vamos a movilizar lo que haga falta con tal de solucionar el problema", insiste.

Alcántara, que recibió hace dos años la Cruz de la Orden del Mérito Civil por su trayectoria, anima a la colaboración ciudadana y a que no se tenga reparos en acudir a la Guardia Civil. Para lograrlo, la clave es la confianza. "Si te conocen, la gente te cuenta las cosas, y yo como llevo muchos años... Eso se nota porque llevas los niños al colegio con ellos, vas al mismo supermercado...", indica. Este mallorquín lleva 24 años afincado en Binéfar con su mujer, también guardia, natural de Jaén y criada en Valencia. Fue en Binéfar donde nacieron sus hijos, ahora de 18 y 15 años, y donde decidieron asentarse y ejercer su profesión. "Si les digo de sacarlos de aquí me dirían que de ninguna manera, porque ellos son de Binéfar", comenta.

Al mismo tiempo, "muchas grandes operaciones salen de los puestos, aunque después se deriven a otras unidades especializadas", resalta Alcántara. Desde ese puesto atienden varias poblaciones del entorno, con unos 17.000 habitantes y una gran extensión.

Y nunca, recalca Alcántara, le tiene que importar al ciudadano cuándo llaman porque están las 24 horas a su servicio. Aunque hacen todo tipo de trabajos, "el 80 % es ayudar a la gente y eso es lo más gratificante". No hace mucho una víctima de violencia machista les llevó flores y una tarta para agradecerles su ayuda. Solo con saber que han sido útiles, les basta.

Etiquetas