La Litera

LA LITERA - SUCESO

Detenido en Binéfar por agredir a un agente tras ser requerido por su presencia en la calle durante el estado de alarma

Fue detectado por una patrulla mientras caminaba con un perro en compañía de una segunda persona

Detenido en Binéfar por agredir a un agente tras ser requerido por su presencia en la calle durante el estado de alarma
Detenido en Binéfar por agredir a un agente tras ser requerido por su presencia en la calle durante el estado de alarma
EFE

HUESCA.- La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Binéfar, de 20 años de edad, por supuestos delitos de atentado contra la autoridad, desobediencia y amenazas, cometidos tras ser requerido por agentes del cuerpo a que explicara su presencia en la vía pública. El joven llegó a propinar un cabezazo a uno de los agentes y se resistió en todo momento a su detención, en una actitud que se prolongó en el puesto de la guardia civil a donde fue conducido.

El arrestado fue detectado sobre las 13 horas del pasado 14 de abiril por una patrulla del cuerpo, compuesta por dos funcionarios, en la calle de Mariano de Pano de la localidad literana paseando a un perro en compañía de una segunda persona. Ambos se dirigieron a un estanco, donde se intercambiaron el perro, momento en el que uno de los agentes les pidió explicaciones sobre su presencia en la calle durante el estado de alarma. Contestaron que habían salido a buscar tabaco mientras uno de ellos mostró un paquete. El agente les indicó que no es un motivo justificado ir dos personas juntas por la vía pública con el propósito de comprar un único paquete de cigarrillos y les reiteró los casos en los que está permitido transitar en estado de alarma por las vías públicas.

En ese momento, el detenido comenzó a insultar a una agente de la patrulla, que le pidió que se identificara. Pese a esta orden, trató de seguir caminando y ser obstaculizado por los agentes continuó con su actitud, trató de huir corriendo y cuando este agente trató de retenerlo, lo agredió de un cabezazo, lo agarró por el cuello para zarandearlo y se resistió profiriendo insultos y pidiendo a su acompañante que soltara el perro a los agentes, mientras esta segunda persona le encarecía que cejara en su actitud y presentara la documentación.

La patrulla pidió refuerzos para reducir al joven que mantuvo una actitud agresiva en dependencias del Cuerpo, con amenazas a un agente.

En el caso se ha personado la Asociación Española de Guardias Civiles, cuyo letrado Jorge Piedratifa, considera los hechos como graves, "al producirse atentado y lesiones a dos agentes mientras estaban velando por la salud de los ciudadanos y el cumplimiento de las previsiones del estado de alarma".

Indica el abogado que además de los daños sufridos "podrían haber resultado contagiados por Covid-19, por este motivo desde esta acusación se trabajará para lograr las máximas penas por atentado a la autoridad, desobediencia y amenazas de muerte a la autoridad, en la línea de trabajo que lleva la Asociación Española de Guardias Civiles en la defensa de los agentes, para que ninguna agresión quedé impune y salga gratuita para los infractores que ponen en riesgo la seguridad de todos".

El detenido ha quedado en libertad con cargos.

Etiquetas