La Litera

LA LITERA - PUEBLOS LLENOS DE VIDA

Algayón: centro estratégico de La Litera

Tejido asociativo dinámico y reivindicación de "su hora"

Algayón: centro estratégico de La Litera
Algayón: centro estratégico de La Litera
S.E.

HUESCA.- La localidadd literana de Algayón, perteneciente al municipio de Tamarite de Litera, está situada en el centro estratégico del triángulo formado por las tres poblaciones más grandes de la comarca: Binéfar, Tamarite y Altorricón.

Según explica el alcalde pedáneo de este núcleo, José Luis Plana, "la primera referencia documental de Algayón se remonta a 1391 pero tenemos evidencias de asentamientos muy anteriores".

A su nombre se le ha atribuido el origen íbero del "alga-ai-on" (junto a cuesta del prado) o de la suma del "al" árabe al vocablo íbero "guai-on" (cerca del aguaje).

Además, en sus inmediaciones se encuentran ubicados el yacimiento íbero de "La Roda" y el íbero-romano de "La Vispesa".

Durante siglos, la población se mantuvo con nueve fuegos o casas y es en el siglo XIX cuando ya consta con 27 casas y diversos servicios comunales entre los que figuran el horno, herrería y pastos.

Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico (1845-1850), dice que Algayón "tiene 27 casas y una iglesia bajo advocación de San Andrés Apóstol", un templo documentado desde el año 1441.

Lo describe situado "en un llano libre a la influencia de todos los vientos; con cielo alegre y clima poco saludable por las aguas estancadas que tiene en sus inmediaciones".

También destaca que en sus inmediaciones existen "balsas de aguas saludables, de las que se surten los vecinos para beber, todos los usos domésticos y abrevar sus bestias y ganados".

Además, allí siguen las surgencias de agua en las afueras del pueblo conocidas como "Els Ullets" (los ojillos).

Según Plana, el agua "es algo indisoluble al devenir del pueblo, desde el posible origen de su nombre a las referencias históricas o a la actualidad y que, gracias al Canal de Aragón y Cataluña, escribe su historia reciente y su presente. Hay un antes y un después, Algayón es hoy tierra de regadío y el agua su más preciada joya".

Respecto al carácter de sus gentes, el alcalde pedáneo destaca que, "si lo preguntamos a nuestros vecinos, dirán que son unos fiesteros". Precisamente, en Algayón cualquier ocasión es buena para reunirse y celebrar, como son las fiestas de verano que arrancan el ciclo festivo de la comarca, las de invierno por San Andrés, Santa Águeda con sus hogueras, "sequillos" y "dulce de codonyi", San Juan y también Santa Rita, que da el nombre a la Asociación de Amas de Casa, "muy activa en la organización de actividades", subraya.

Existen otros colectivos como la "Asociación de jubilados", "Comisión de Fiestas" y "Algayón 12 meses, 1 causa", que revelan la capacidad del núcleo de organizarse a través de asociaciones.

Algayón es parte del municipio Tamarite y así ha sido excepto de 1834 a 1845. Según su alcalde pedáneo, a lo largo del siglo XX sus vecinos se organizaron; "Asociación agua potable", "Asociación Médica", "Asociación Báscula", "Comisión de Fiestas", etcétera.

Con los primeros Ayuntamientos democráticos, el consistorio delegó en un alcalde pedáneo que fuera asumiendo todas esas prestaciones. "Fueron años de impulso en infraestructuras y mejoras de servicios. Hace 26 años y en aras de una mayor autonomía, Algayón se constituyó como entidad local menor. "Lo que debería haber supuesto un impulso no ha sido tal en cuanto a inversión en bienes públicos", subraya.

Actualmente, Algayón cuenta con 250 habitantes, un 60 por ciento mayores de 65 años y en solo 20 años 72 vecinos menos. Además ha pasado a ser una población con múltiples servicios. "Hoy le queda su conocido molino de aceite, un taller y un bar, la escuela y su consultorio médico", comenta.

Su ubicación debería ser un valor que se ha convertido en una "rémora", según Plana, "sin mejoras en la oferta de servicios y de vivienda. Ni mantenemos la población ni atraeremos a nuevos vecinos".

"Nuestro pueblo quiere mirar al futuro con esperanza. Debe ser la hora de Algayón y el momento de recuperar el tiempo perdido sin más demora. La E.L.M. y Ayuntamiento están por la labor, la Comarca y la Diputación deben ser su apoyo. Toca "ponerse las pilas", no es solo necesidad vital sino cuestión de justicia".

Etiquetas