La Litera

LA LITERA - Feria de binéfar del vehículo de ocasión

Vuelta a la rutina tras la edición celebrada en los concesionarios en Binéfar

El recinto ferial de Binéfar se llenará de coches del 1 al 3 de octubre

Febivo contará con una gran exposición de vehículos de ocasión.
Febivo contará con una gran exposición de vehículos de ocasión.
Febivo

Con optimismo. Así afrontan los organizadores la celebración de la XXV edición de la Feria de Binéfar del Vehículo de Ocasión (Febivo). La normalidad va volviendo poco a poco tras más de un año de pandemia y esto conlleva la vuelta en su formato habitual de uno de los eventos más esperados por los habitantes de la comarca de La Litera. Febivo regresa a su emplazamiento histórico en el recinto ferial de la localidad para ofrecer a las personas que quieran acercarse turismos y vehículos comerciales que cubran sus necesidades.

Tras un 2020 en el que los concesionarios participantes realizaron una edición especial en sus propias instalaciones, el viernes 1 de octubre, las puertas de Febivo se abrirán a las 16:00 para que los interesados en encontrar un coche puedan hacerlo, comparando entre diferentes modelos.

Hasta las 21:00, particulares y responsables de negocios podrán tener acceso a las mejores opciones de vehículos a motor de segunda mano. Pero el viernes no terminan las oportunidades. El sábado y el domingo, en horario de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 21:00, los utilitarios volverán a ser los protagonistas en las instalaciones de la calle Lérida de Binéfar. La entrada al recinto será gratuita durante todo el fin de semana para incentivar que se puedan dar más posibilidades de negocio.

Cartel de la feria
Cartel de la feria
S.E.

Los aproximadamente 5.500 metros cuadrados en los que se instalará la Feria de Binéfar del Vehículo de Ocasión servirán a los siete concesionarios que se han animado a participar, Talleres y Recambios Morera, Talleres Semeli, Automóviles Binéfar, Automóviles Cabrero, Lamsauto, Automóviles J.M. Balaguer y Lettercars; para exponer los modelos con los que cuentan. Durante la presentación del evento, Yolanda Gracia, concejala de Fomento y Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Binéfar, área desde la que se organiza el evento, animó a todo el mundo a acudir ya que pueden encontrar ofertas interesantes.

Gracia no es ajena al momento que está viviendo el sector de la automoción por la escasez de componentes y la consiguiente falta de estocaje. Esto ha repercutido en el número de expositores que se podrán ver en Febivo y que en 2019, la última realizada con el formato convencional, fue de doce.

A pesar de todo, desde el Ayuntamiento de Binéfar confían que la feria sea un éxito. Sobre todo en una edición que marca un antes y un después en una de las ferias con más solera de los que se realizan en Binéfar. Porque Febivo celebra su edición número 25, descontando la que se celebró el año pasado en las instalaciones de los concesionarios.

En 2020, el coronavirus hizo que la feria tuviera que cambiar de formato y, si bien ha podido volver un año más tarde a su emplazamiento habitual, lo hará con ciertas medidas de seguridad. En primer lugar, existirá un control del aforo para garantizar la distancia de seguridad. Por otro lado, se tendrán en cuenta el resto de medidas establecidas por las autoridades sanitarias para este tipo de eventos. Además, la nave derecha del recinto ferial está siendo utilizada para las vacunaciones y pruebas PCR, por lo que no se podrán instalar allí vehículos.

Para solucionar la pérdida de extensión y garantizar que los compradores cuentan con espacio suficiente para mirar los modelos con total garantía, se van a habilitar amplias zonas al aire libre.

A pesar de las restricciones establecidas para evitar los contagios de coronavirus, desde la organización de Febivo han querido que su vigesimoquinta edición tenga más motivos para que los binefarenses y los visitantes acudan además de las buenas ofertas que se pueden encontrar en vehículos de ocasión.

Dos son las exposiciones paralelas que han organizado. La primera de ellas tiene que ver con el mundo del motor, pero de las dos ruedas. Numerosos modelos de motos de diferentes cilindradas harán las delicias de los amantes de estos vehículos complementarios a los turismos.

Por otro lado, Febivo quiere hacer un homenaje a los artistas que les han ayudado a llegar a cumplir un cuarto de siglo. Por ello, se podrán ver los carteles que han anunciado la feria desde sus comienzos. En la muestra se podrá observar la evolución del arte gráfico durante estas más de dos décadas, además de ser un rincón para la nostalgia de un evento con pasado, presente y futuro.

Tres en raya

La exposición la realizan porque el cartel de cada edición es la imagen de Febivo. La número veinticinco cuenta con una ingeniosa creación del diseñador gráfico Miguel Ángel Bonilla, que fue el ganador de un concurso que se celebra desde hace varios años con el objetivo de propiciar que el evento se abra a la ciudadanía y dar a conocer el trabajo de diversos profesionales del mundo del arte y el diseño.

El autor, natural de la localidad valenciana de Agullent, quiso transmitir que Febivo sea visto como “un juego donde la compra-venta de vehículos no se resuma en un simple negocio, sino que sea un punto de encuentro entre personas donde el carácter social, cultural y de vertebración de la ciudad sea también un factor importante de esta feria”.

Para su misión, utiliza uno de los juegos tradicionales más populares: el 3 en raya. Las fichas se han transformado en coches y el tablero simula las líneas de las plazas de aparcamiento y el asfalto, evocando juegos de la infancia en la calle “donde jugábamos a ser mayores, a conducir un coche deportivo rojo y ganar al coche blanco”.

Los colores utilizados para los coches, combinado con el asfalto y las líneas blancas, responde a los colores del logo del certamen. Para ganar el concurso, al que se presentaron nueve diseños procedentes de diferentes puntos de España, Bonilla presentó un modelo totalmente digital hecho con Photoshop. 

Etiquetas