La Litera

TRIBUNALES

El ADN extraído coincide con el sospechoso de Tamarite

La acusación popular requiere 23 años de prisión y la defensa del joven lo reduce a doce

Juicio al acusado por violar a una anciana en Tamarite de Litera.
Juicio al acusado por violar a una anciana en Tamarite de Litera.
PABLO SEGURA

Queda visto para sentencia el juicio del joven que presuntamente violó en su casa a una anciana de 94 años en la localidad altoaragonesa de Tamarite de Litera en enero se 2021. Las pruebas periciales examinadas en la jornada de este martes han atestiguado que se encontraron restos biológicos y de sangre en múltiples estancias de la casa donde se produjo la supuesta agresión.

Tanto en la ventana -por la que las pruebas remiten que pudo entrar, romper y realizarse un corte-, como en la cocina, el pasillo y el picaporte de la puerta -por donde pudo salir-, agentes de la Benemérita hallaron muestras de sangre concluyentes con el ADN del joven.

A su vez, la Guardia Civil localizó muestras de semen en las sábanas del dormitorio, lugar donde pudo producirse la violación a la anciana. Finalmente, se hallaron huellas coincidentes con el código genético del sospechoso en el armario de la estancia y en un cuchillo.

Por todo ello, la acusación popular, ejercida por el abogado David Arranz, elevó la pena a 23 años. Alega los delitos de agresión sexual (15 años, pena máxima), allanamiento de morada, lesiones psicológicas graves, daños y tentativa de robo. En base a las pruebas extraídas, el letrado concluye que “son imposibles de rebatir” y que deben tener “una condena ejemplar”.

La defensa particular establece la pena en 21 años, puesto que fue una agresión “premeditada”, -al ser el agresor conocedor de la víctima-, y las lesiones son “graves e irreversibles”, sostuvo la jurista, Lucía Romeu.

Por su parte, la Fiscalía mantiene la petición inicial de 17 años, incidiendo en que el conjunto de las pruebas “apuntan al acusado” y remarcando las graves secuelas psicológicas del suceso, a pesar de la total lucidez de la anciana en su testimonio

Por último, la defensa del joven -que se negó a declarar-, pide 12 años, y aduce que no se encontraron objetos de valor extraídos de la casa en su poder y las lesiones podrían integrarse dentro de la agresión sexual.

Pruebas determinantes

En las conclusiones, las partes distinguieron pruebas determinantes que podrían resolver el caso. Entre ellas, la mochila hallada en el domicilio del joven que contenía más notas lascivas que repartía a las vecinas.

Asimismo la ropa ensangrentada que portaba el joven en el momento de su detención. Sustancialmente, la chaqueta roja, uno de los pocos detalles que recordaba la anciana del traumático momento, y que estaba entre sus pertenencias.

El jurado dirimirá en algo menos de un mes la pena para el acusado, tras contar con más de una veintena de testigos.

Etiquetas