Monegros

LOS MONEGROS - ATAQUE DEL LOBO

El lobo actúa en Leciñena y mata a más de una decena de ovejas

El Gobierno de Aragón confirmó este lunes el ataque, del que se tuvo noticias este domingo

El lobo actúa en Leciñena y mata a más de una decena de ovejas
El lobo actúa en Leciñena y mata a más de una decena de ovejas
P.S.

HUESCA.- Apenas veinticuatro horas después de que ganaderos de diferentes rincones de las provincias de Huesca y Zaragoza salieran a la calle este domingo en la capital altoaragonesa con unos 160 chotos, para defender el mundo rural y rechazar la presencia del lobo y el oso, el Gobierno de Aragón confirmó este lunes un nuevo ataque de lobo en Leciñena, con el resultado de más de una decena de ovejas muertas y otras tantas heridas, según infomaron a este periódico algunos de los ganaderos de la zona.

No obstante, en esta ocasión, parece ser que el rebaño atacado estaba suelto, fuera de cualquier medida de seguridad, por lo que desde la DGA apelaron a la responsabilidad de los pastores para tratar de extremar las precauciones, especialmente en el territorio donde está confirmada la presencia del depredador.

Se sabe que en la comarca de Los Monegros hay un lobo, autor de numerosos ataques en el pasado, que podría ser el causante de estas últimas muertes. Según fuentes del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Ejecutivo autonómico, "todo apunta a que este caso más reciente es obra del lobo".

Los técnicos del centro de recuperación de La Alfranca (Zaragoza) se han ocupado de hacer la necropsia pertinente para comprobar la autoría del carnívoro, pero no ha trascendido qué día se produjo el ataque.

Al parecer, fue el domingo cuando el ganadero se percató de que tenía varias ovejas muertas y otras tantas heridas. Los animales se encontraron fuera del redil y de las parideras, así que parece probable que se trate de un destajo de ovejas que se le quedó sin recoger al pastor y cuya vulnerabilidad aprovechó el lobo para atacar.

La última vez que actuó el lobo monegrino fue el pasado mes de mayo en la sierra de Tardienta, dejando una oveja muerta, de Agustín Martínez, un ganadero que había sufrido las consecuencias del lobo tres veces en dos meses. Las dos primeras no contaban con el vallado recomendado para proteger el rebaño, pero en esa última ocasión sí, por ello la rabia y la indignación eran mayores.

Desde la DGA recordaron que "el lobo es un animal protegido por las directivas europeas" por lo que deben "cumplir y hacer cumplir la normativa establecida". Insistieron en que "no se puede ni cazar ni capturar para llevarlo a otro lugar y cualquiera que manifieste lo contrario está mintiendo". En esta línea, añadieron que como su presencia "supone un sobrecoste para la ganadería extensiva", han puesto a disposición de los ganaderos "una nueva línea de ayudas".

Etiquetas