Monegros

LOS MONEGROS - ACTIVIDADES COMARCALES

Organizan un curso de vuelo en parapente en noviembre en los Monegros

Comenzará en Poleñino e incluirá entre 8 y 10 clases de dos horas de duración los fines de semana

Organizan un curso de vuelo en parapente en noviembre en los Monegros
Organizan un curso de vuelo en parapente en noviembre en los Monegros
S.E.

SARIÑENA.- José Luis Porta ha promovido la realización de un curso de parapente en los Monegros como "una excepcional oportunidad para que los monegrinos vuelen en parapente, se sientan como pájaros y experimenten de la forma más auténtica y emocionante el poder disfrutar de los paisajes y la naturaleza".

El curso comenzará en Poleñino, a mediados de noviembre, se desarrollará en zonas de Monegros y concluirá con un vuelo de larga duración en Loarre. Constará de 8 a 10 clases, impartidas durante los fines de semana, de unas dos horas cada una aproximadamente, y con el monitor titulado, federado y con experiencia de más de 20 años José Luis González. "No es posible dar un calendario exacto pues el vuelo en parapente depende en gran medida de la climatología", dice Porta, promotor de la iniciativa, que desde que tenía 20 años quería volar.

"Mi objetivo es formar un grupo de alumnos interesados en aprender a volar en parapente. El curso está dirigido a personas entre 18 y 60 años", señala, y considera que "en esta comarca no hay zonas de vuelo libre, exceptuando el despegue de Castelflorite. Aún así, los parapentistas oscenses somos unos privilegiados, pues en pocos kilómetros podemos encontrar bastantes ubicaciones para practicar este deporte: Tierz, Quinzano, Piacuto, Loarre, Jaca, Santa Orosia, Peña Oroel, Panticosa y Castelflorite".

Porta recuerda que su amigo Félix hizo un curso de ala delta en Barbastro. "Yo no pude, pero sentía una envidia sana cuando me contaba sus vuelos. Con 35 años gestioné un curso de parapente en Monegros con el apoyo de la Comarca, pero cuando ya estaba todo listo desapareció la subvención y se suspendió. Mi ilusión pasó a otro plano". Después otras circunstancias como el trabajo y la familia dejaron aparcada está pasión. "Con 54 años entendí que si quería cumplir mi sueño ya no podía esperar más, hice el curso de parapente y desde entonces he pasado muchos de mis momentos felices en el aire, volando, disfrutando desde ese otro punto de vista. Hoy tengo 62 años y soy feliz cada vez que me dirijo a algún punto de despegue y vuelo", asegura, "porque sentir el aire en el rostro y apreciar la inmensidad de las alturas, saborear visualmente los paisajes, codearnos con la fauna en su hábitat es, indudablemente, algo especial y que se ve casi como algo muy alejado de lo terrenal", comenta.

Quienes estén interesados en "experimentar esa sensación de paz, de evasión" y "quieran formar parte del primer curso de parapente para alumnos de Los Monegros" pueden informarse en el teléfono 665 502 108.

Etiquetas