Monegros

LOS MONEGROS - DE CERCA

Ramiro Muñoz, biólogo: "Si las aves pudieran hablar, tendríamos que taparnos los oídos"

"En un planeta que por desgracia está mal globalizado, uno no debe perder nunca sus orígenes"

Ramiro Muñoz, biólogo: "Si las aves pudieran hablar, tendríamos que taparnos los oídos"
Ramiro Muñoz, biólogo: "Si las aves pudieran hablar, tendríamos que taparnos los oídos"
M.B.

¿Cuál es el emoticono que define su personalidad?

-Las personas somos algo tan complejo que es imposible definirnos con un emoticono, ni siquiera se puede hacer con un conjunto de ellos.

La sonrisa es el lenguaje universal de las personas inteligentes. ¿Sonreímos poco?

-Eso lo decía Víctor Ruiz Iriarte, genial dramaturgo madrileño, como hacemos todos, él estaba barriendo para casa. A lo largo de mi vida he conocido personas que se reían o se ríen mucho, pero la gran mayoría, no sabe muy bien de que se ríe tanto.

Dice Howard Gardner que no hay buen profesional que sea mala persona. ¿No conoce a alguno para contradecirle?

-Todas las frases categóricas son equivocadas. Como apunta la ecología, tiende a haber de todo en todos los sitios. De Gardner prefiero su definición de inteligencia: "La inteligencia es la capacidad de ordenar los pensamientos y coordinarlos con las acciones".

¿La inmigración es una bendición o una necesidad?

-Para los inmigrantes una necesidad, para nuestro país una bendición, aunque muchos paisanos no alcancen a verlo. De los 250 alumnos que de promedio hay en el colegio de Sariñena, más de la mitad son hijos de inmigrantes, en el instituto otro tanto. ¿Qué sería de mi pueblo sin esos jóvenes y sus familias?

Cantaba Peret que es preferible reír que llorar, ¿pero cuál es la sal de una lágrima?

-Es la que te sale de dentro. En el medio rural la definió muy bien Joaquín Costa: "Al atacar con el hacha las encinas, abrieron honda brecha en el patrimonio de sus hijos y expulsaron a sus nietos del hogar paterno". El que siembra recoge, pero la cosecha, no siempre es buena.

¿Orgullo altoaragonés y/o cosmopolitismo planetario?

-En un planeta por desgracia mal globalizado, uno no debe perder nunca sus orígenes, ni olvidar el mundo en el que vive.

¿Qué es lo que más puede sorprender a un turista en Los Monegros?

-Depende de dónde vengan. A los que vienen de la montaña y las amplias zonas de secano de toda la península, lo que más les llama la atención son las interminables llanuras monegrinas llenas de campos de maíz y alfalfa. Pero a los turistas del norte de Europa les sorprende la tierra pelada y su infinita variedad de colores. A todos nos gusta más lo que no tenemos en casa.

Si pudiera cambiar algo del mundo, ¿qué cambiaría?

-No cambiaría nada, la principal máxima en ecología es si no sabes qué hacer, no hagas nada, el resultado puede ser peor e irreversible.

¿Y de los Monegros?

-La actitud que gran parte de sus pobladores tienen hacia su propia tierra.

¿Desde pequeño tuvo claro lo de ser biólogo?

-Decía mi madre que ya a los 4 años, la primera vez que supe responder a la famosa pregunta "¿y tú que vas a ser de mayor?" le contesté: "Yo estudiaré a los animales. Finalmente acabé estudiando a los animales, las plantas… y en general, la ecología".

¿Qué nos cuentan las aves del cambio climático y del deterioro de nuestro ecosistema?

-Si las aves pudieran hablar, tendríamos que taparnos los oídos.

Un fenómeno de la pandemia ha sido la aparición de animales por los núcleos urbanos. ¿Es posible reflexionar la relación entre los humanos y la naturaleza?

-La vida en sí misma tiene tendencia a colonizar todos los espacios disponibles, si los humanos desaparecemos, llegan otros a ocupar esos espacios. Poco a poco, estos van confiándose y los vemos más, pero, aunque no se lo crean, siempre han estado ahí. Esto tiene que ver con los humanos y la naturaleza.

Otra cosa bien distinta y mucho más problemática es cómo convive gran parte de la población con sus animales domésticos y los salvajes que capturan para comerciar y buscarse la vida. Esto no tiene nada que ver con los humanos y la naturaleza

Y por último, nuestra pregunta del millón… ¿En qué ave se reencarnaría en su próxima vida si pudiera elegir?

-Si pudiera elegir de verdad, preferiría un extraterrestre con tecnología para viajar al menos por nuestro universo conocido, pero a eso algunos lo llaman ciencia ficción.

Etiquetas