Monegros

ECOS / DE CERCA

Jorge López Sampietro: “Producir dinero no solo es digno, sino que es muy importante”

“Admirar es algo que no me gusta, practicando me defiendo mejor, pues el que mucho admira y no practica, solo es un perdedor”

Jorge López Sampietro
Jorge López Sampietro
S.E.

Nacido en 1991, Jorge López es un joven sariñenense que tocaba la trompeta en la Banda de Sariñena y en la Charanga de Grañén. Además es un apasionado de las competiciones en rally, y consiguió el segundo puesto en el última en la que ha participado, el Rally de Barbastro.

¿Cuál es el emoticono que define su personalidad?

—El diablillo de los cuernos cortos.

Genio y figura. ¿Se identifica?

—Más bien me identifico con el “costará más, costará menos, pero si te rindes, pierdes”.

¿Cuál es la excitación que más le irrita?

—Excitarme muchas cosas, pero lo que más me irrita es la lentitud.

¿A quién le daría el premio nacional de gastronomía altoaragonesa?

—Pienso que es un premio difícil de otorgar, pero el arroz seco del Restaurante Boira no está nada mal.

¿A quién le haría usted sin dudarlo la reverencia?

—La reverencia es algo con lo que no suelo comulgar, me parece un acto muy sobrevalorado.

¿Poderoso caballero es don dinero?

—Esta frase tiene mucha verdad en su interior, pues producir dinero no solo es digno, sino que es muy importante.

¿Es usted más de esperar o de reaccionar a las primeras de cambio?

—Esperando nos dieron la 1, las 2 y las 3… Reaccionar a tiempo en todo momento es la clave del buen hacer.

¿No se pregunta en realidad si tenemos menos vida en el planeta Tierra del que se desconoce en el exterior?

—Sinceramente y gracias a no sé quién tengo cosas más importantes en las que preocuparme y vivir la vida del planeta donde estoy.

En esto del deporte, ¿practica o admira?

—Admirar es algo que no me gusta, practicando me defiendo mejor, pues el que mucho admira y no practica, solo es un perdedor.

¿El ejercicio físico está sobrevalorado?

—En el mundo donde vivimos el deporte está al por menor pues entre hipocresía y guasapeo creo que vamos a mejor, si realmente estuviera sobrevalorado seguramente nos iría mejor.

Ojo avizor. ¿Se precia de ver las intenciones a la distancia?

—Esta es una faceta de la que nadie puede prescindir, pues estar atento es algo primordial para sobrevivir, y más en los tiempos que corren que nadie sabe lo que va a ocurrir.

¿Cuáles son sus criterios de selección de las personas?

—No tengo ningún criterio, pues me resulta difícil seleccionar, quizás por eso en la vida me va todo tan fenomenal.

¿Qué es lo que le gusta exprimir hasta la saciedad?

—Me gustaría exprimir muchas cosas, muchas al alcance del nunca jamás, pero me encanta exprimir la bicicleta y hacer caballitos sin parar.

Al choque, ¿es sutil, esquivo o frontal?

—Me gusta más ser frontal, que me conozcan de cara y después ya se verá.

¿Cuándo comenzó su afición por el mundo del motor y las competiciones de rally?

—Siempre he tenido muy claro esto de competir, con esfuerzo y dedicación, conseguí lanzarme al mundo de la competición. Desde pequeño apuntaba maneras, con las motos no pude competir, pero con los coches no lo podía dejar escapar.

¿Y su afición por la trompeta?

—La trompeta es uno de esos factores que pude llegar a pulir pues gracias a ella se abrían otras puertas para poder competir, fue un buen camino para desarrollar todo lo que se me antojaba.

¿Qué es lo que prefiere llevar usted entre manos, una trompeta o un volante del coche?

—Las dos cosan están de mi mano, primero hay que trabajar duro para poder ser recompensado, son dos cosas que me gusta manejar, aunque prefiera más pilotar, no le hago ascos al poder tocar.

¿Cuáles serían sus objetivos deportivos de futuro?

—Los objetivos son llegar a correr el nacional, cosa muy difícil pero creo que con el tiempo lo puedo llegar a pisar. Por el momento no pararemos de participar y aprender en todas las pruebas y sobre todo disfrutar.

¿Cómo ve el futuro de estas competiciones?

—Lo veo un poco negro, las nuevas normativas de contaminación están apretando mucho a todos los sectores y creo que al final este deporte será menos atractivo. No por ello lo abandonaremos.

¿Tiene algunas manías antes de competir?

—Mi mayor manía es tener todo preparado y que no falte de nada aunque no se vaya utilizar, me encanta el orden, la limpieza y la organización para que todo fluya, y me cuesta mucho dejar hacer a otro el trabajo para el que yo estoy capacitado.

Un coche para conducir y un coche que pilotar

—Para conducir, Mitsubishi Lancer Evo y para pilotar, Citroën Saxo kit car súper 1600.

Etiquetas