Monegros

INICIATIVA SOLIDARIA

Isabel Gemio alaba el ejemplo de Caminus Monegros 

La popular comunicadora  apoyó el lunes esta ruta solidaria desde Bujaraloz

Isabel Gemio participó en el documental con la grabación este lunes de una charla en las saladas de Bujaraloz
Isabel Gemio participó en el documental con la grabación este lunes de una charla en las saladas de Bujaraloz
S.E.

“Sois un ejemplo y vuestro esfuerzo es un estímulo muy grande para seguir con nuestra labor”. Con estas palabras se refería a Caminus Monegros, la periodista Isabel Gemio que este lunes se trasladó hasta las saladas de Bujaraloz para mostrar personalmente su apoyo a esta iniciativa cuyo fin es visibilizar las enfermedades minoritarias y recaudar fondos para su investigación. Unos fondos que, cuando concluya la ruta, la ONG Caminus ya ha anunciado que entregará a la Fundación Isabel Gemio, que la presentadora fundó en 2008 con el objetivo de contribuir a acelerar la investigación en las distrofias musculares, otras enfermedades neuromusculares y enfermedades raras, para lo que trabajan con hospitales y universidades públicas españolas en varias líneas de investigación.

“Ya destinamos a la Fundación Isabel Gemio los fondos conseguidos a través de la iniciativa que realizamos recorriendo el Camino de Santiago en silla de ruedas hace dos años, y ahora repetiremos porque así nos lo han aconsejado diferentes investigadores y tenemos plena garantía de que los fondos van directos a los laboratorios porque hay total transparencia y una trayectoria que avala la rigurosidad de la Fundación”, señalaba el presidente de la ONG Caminus, Rubén Zulueta. Junto a José Ignacio Fernández están recorriendo Los Monegros en sillas de ruedas adaptadas a través de la ruta solidaria Caminus Monegros desde el pasado domingo y durante casi 400 kilómetros, acompañados por Antonio González que acompaña con una furgoneta de apoyo, y por la productora “Pecas voladoras”, que está grabando un documental sobre este reto.

Precisamente, Isabel Gemio participó en el documental con la grabación este lunes de una charla en las saladas de Bujaraloz junto a los protagonistas de esta aventura, durante la que repasaron la experiencia vital de ambos, la situación actual de la investigación de las enfermedades minoritarias y la labor de la Fundación Isabel Gemio. La periodista señaló que “pensaba que la pandemia iba a servir para conseguir más conciencia social sobre estas enfermedades y sobre la importancia de la ciencia y la investigación en general. Hay muchas enfermedades incurables que no se investigan y hay gente que muere por ellas y no cala ese mensaje de que lo tenemos que hacer entre todos”. Añadió que “todos tenemos la responsabilidad de dejar una huella positiva en este camino que es la vida” y no hace falta tener la enfermedad o hijos que la padezcan para poner nuestro granito de arena. También destacaron que “no es tan raro tener una enfermedad rara” y, ante la falta de recursos, animaron a la colaboración (Más info: https://www.fundacionisabelgemio.com/) “La investigación es un bien que repercute en la sociedad y tenemos que apoyarla. No hay excusa”, concluyó Gemio, quien se mostró agradecida con Caminus y emocionada por su gesto hacia “una fundación pequeña, que funciona con mucha humildad”.

En la salineta de Bujaraloz, donde rodaron el lunes parte del documental, estuvieron acompañados por el alcalde, Darío Villagrasa, el presidente de la Comarca de Los Monegros, Armando Sanjuan, y el consejero comarcal de Turismo, Marcos Vaquer, quien destacó que esta ruta también está sirviendo para visibilizar y promocionar el territorio. En este sentido, Isabel Gemio se mostró sorprendida por “un paisaje diferente que me ha encantado; me hubiera gustado poder quedarme más días con Caminus en Los Monegros y dormir mañana bajo la luz de las estrellas en Monegrillo, donde rodó Bigas Luna, y conocer mejor esta comarca, pero me es imposible: así tengo la excusa para volver”.

Rubén  Zulueta y José Ignacio Fernández padecen distrofia muscular y pertenecen a la ONG del País Vasco Caminus
Rubén Zulueta y José Ignacio Fernández padecen distrofia muscular y pertenecen a la ONG del País Vasco Caminus
S.E.

Por su parte, tanto Rubén Zulueta como José Ignacio Fernández señalaron que “esta comarca es enorme y tiene muchos sitios desconocidos para nosotros que son fantásticos. Buscábamos un lugar que llamara la atención, algo extremo y, a la vez, sin masificar, por el tema de la pandemia, y hemos acertado de lleno con Los Monegros, estamos sorprendidos por su patrimonio natural y cultural y encantados con la hospitalidad de los municipios por los que discurre la ruta”, que comenzó el pasado domingo en Alcubierre y concluirá el lunes, 2 de agosto en Robres. “Fue dura la primera etapa con la subida a San Caprasio, el punto más alto de Los Monegros, con más de 800 metros de altitud y, sobre todo la bajada, pero estamos muy contentos por cómo estamos viviendo esta aventura, cómo nos están acogiendo en este territorio y estamos disfrutando de cada minuto”.

Tras la Sierra de Alcubierre y Lanaja, llegaron el lunes a Bujaraloz, pasando por La Almolda y Valfarta y este martes, en la tercera etapa, recalarán en Monegrillo, donde pernoctarán bajo las estrellas. El miércoles, cuarta etapa en Jubierre, término municipal de Castejón de Monegros y el próximo jueves realizarán la ruta de Sijena. El 30 de julio llegarán hasta Albalatillo y la Cartuja de las Fuentes. El 31 de julio, sábado, la ruta discurrirá por la Gabarda; el 1 de agosto realizarán la ruta Tardienta-Senés de Alcubierre y, por último, el final de la travesía está previsto que tenga lugar en Robres el lunes 2 de agosto, donde estará la meta que pondrá el broche final a este periplo solidario. 

Etiquetas