Monegros

monegros

Los ingresos por el parque fotovoltaico de Poleñino permitirán "mejorar los servicios"

La localidad monegrina empezará a percibir en 2022 el IAE por las placas solares fotovoltaicas

Parque fotovoltaico de Poleñino.
El parque fotovoltaico de Poleñino cuenta con 80.000 paneles solares.
S. E.

El Ayuntamiento de Poleñino empezará a percibir a partir del próximo año 2022 los beneficios del parque solar fotovoltaico inaugurado a finales de 2019 por la empresa Solaria, que vende la electricidad que genera en la localidad monegrina a una comercializadora. Tras dos años de carencia, la compañía empezará a pagar el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), que repercutirá de manera positiva entre los vecinos.

Y es que, según explica la alcaldesa de Poleñino, Esther Artieda, “los ingresos por parte de Solaria por el Impuesto de Actividades Económicas al Ayuntamiento a partir de 2022, ya que hay dos años de carencia, van a ser importantes, por lo que aumentará el presupuesto del consistorio y se podrán mejorar los servicios que repercuten en todos los vecinos”. Señala además que, “si se amplía la planta solar, podría crear más empleo”.

Fue en noviembre de 2019 cuando el presidente de Aragón, Javier Lambán; el presidente de Solaria, Enrique Díaz Tejeiro; la alcaldesa Esther Artieda; y el presidente comarcal, Armando Sanjuan, inauguraron el parque solar de Poleñino.

Construido por la empresa Solaria, con una inversión de 15 millones de euros y una potencia generada de 30 MW, cuenta con 80.000 paneles solares instalados que pueden generar anualmente una energía estimada de 60 GWh, capaz de abastecer a 18.000 hogares. Esta energía, completamente verde, supone una reducción de 12.100 toneladas de CO2 al año. Cada megavatio instalado supone una inversión media de un millón de euros.

La alcaldesa recuerda que “durante su construcción estuvieron unas doscientas personas trabajando, lo que generó que todos los alojamientos, restaurantes y toda la zona tuviera un gran movimiento de gente”, si bien en la actualidad son dos personas las encargadas del mantenimiento. “Una de ellas ha alquilado una vivienda en Poleñino”, comenta Esther Artieda.

El proyecto de Poleñino, vinculado a la tercera subasta de renovables 2017 organizada por el Ministerio para Transición Ecológica y resuelta en julio de ese año, fue declarado por el Gobierno de Aragón como Inversión de Interés Autonómico en julio de 2018. 

A través de estas declaraciones, se reducen a la mitad todos los trámites vinculados a la ejecución y desarrollo de estos proyectos en las administraciones aragonesas, beneficiando particularmente a las zonas mineras y a aquellos proyectos adjudicados en subastas estatales que tramita la Comunidad Autónoma, como el de Solaria, generado al amparo de la tercera subasta de 2017. Entonces, la Dirección General de Energía y Minas del Gobierno de Aragón autorizó 30 proyectos de parques fotovoltaicos, con 1.294,5 MW de potencia en su conjunto.

Con este tipo de inversiones productivas, el sol y el viento monegrinos se convierten en recursos para producir energía, desarrollo y empleo.

Etiquetas