Monegros

Proyecto Poctefa

SE CANTO concluye con éxito la acción de sensibilización “Sin Igual”

La actividad, concebida desde Valentia, fomenta la inclusión desde la escuela y se espera llevarla a más colegios

Todo el alumnado, profesorado y familias del colegio de Tardienta ha participado en esta experiencia piloto.
Todo el alumnado, profesorado y familias del colegio de Tardienta ha participado en esta experiencia piloto.
S.E.

Todo el alumnado, profesorado y familias del colegio de Tardienta ha participado en esta experiencia piloto, concebida desde Valentia, que se espera se pueda extender a más centros educativos. Una jornada de convivencia celebrada en Martillué, en la que han participado más de 80 personas, ha puesto el broche final a esta iniciativa, cuyo objetivo principal es fomentar la sensibilización hacia las personas en situación de discapacidad.

Una jornada de convivencia celebrada en el centro de Valentia en Martillué ha supuesto la conclusión de la acción de sensibilización Sin Igual que comenzó en el colegio de Tardienta en enero de 2020, y que se incluye dentro de las acciones del proyecto europeo SE CANTO. A pesar de que la programación prevista se tuvo que suspender durante meses debido a la pandemia, finalmente se ha podido adaptar a la situación sanitaria y se ha cumplido su objetivo principal de fomentar la sensibilización hacia las personas en situación de discapacidad por parte de toda la comunidad educativa del centro escolar monegrino, perteneciente al C.R.A. Violada-Monegros.

Más de cien niños y niñas desde Infantil a 6º de Primaria han participado durante el curso en esta experiencia piloto que nació y fue concebida desde el equipo técnico de Valentia con el horizonte de que se pueda extender en un futuro a todos los colegios de la provincia de Huesca. Más de 60 personas en representación del alumnado, profesorado y de las familias del colegio de Tardienta se trasladaron la pasada semana hasta Martillué para asistir a la jornada de convivencia que sumó más de 80 participantes.

En concreto, realizaron una visita guiada a la granja por parte de usuarios del centro que previamente se han formado para ello también gracias a SE CANTO. Tras el recorrido didáctico y participativo, se trabajaron contenidos relacionados con la alimentación, las especies ganaderas y razas autóctonas, entre otros. Además, participaron en el taller de educación vial en el kartódromo con karts a pedales y en el de chapas y e imanes para el recuerdo, así como en el taller formativo de sensibilización. “Aquí se trabajaron conceptos y valores para seguir desarrollando desde los hogares el valor de la inclusión”, ha explicado la técnica de Valentia responsable del proyecto, Berta Carrera, quien ha recordado que SIN IGUAL se basa en la idea de que, “para que un valor se establezca en un niño o niña se deberá traspasar y ser compartido por los principales sistemas de desarrollo infantil: la familia y la escuela”.

En este sentido, las actividades incluidas en esta acción van encaminadas a transmitir el valor del respeto y la inclusión de las personas con discapacidad en la sociedad. Durante la jornada de convivencia de sensibilización se facilitó una serie de materiales con el fin de que la labor se continúe en las casas y en el centro educativo a lo largo del tiempo. En estas actividades se profundiza en la definición de discapacidad y en los tipos que existen, desde física, intelectual, mental, auditiva, visual o del desarrollo o el concepto de pluridiscapacidad.

Asimismo, los niños y las niñas trabajaron de forma práctica en un taller lo que es una barrera y las diferentes barreras que existen para cada tipo de discapacidad, así como las posibles soluciones que existen para vencerlas. Así se convirtieron en “agentes de la

accesibilidad en su pueblo”. En primer lugar, debían identificar las barreras cotidianas con las que se pueden encontrar en su entorno las personas con discapacidad. Por ejemplo, una rampa para acceder a una tienda, la falta de ascensor o los semáforos sonoros. Por último, se trabajaron consejos e ideas de cómo se debe tratar a una persona según su discapacidad de una forma empática y adecuada.

La primera sesión práctica de SIN IGUAL arrancó en enero de 2020. A través de ella, se desplazó un grupo de personas con discapacidad procedentes del centro de Fraga de Valentia hasta el colegio de Tardienta, con el apoyo de profesionales de la entidad que, a través de sus actuaciones llenaron las aulas de mensajes de convivencia. Fue todo un éxito porque consiguieron una conexión total con el alumnado que participó activamente con canciones, bailes, juegos, cuentacuentos y diversas dinámicas de sensibilización adaptadas a cada edad. Todo ello en torno al tema “La diferencia, un valor. Inclusión/Exclusión”. Sin embargo, la pandemia provocó el parón de la programación prevista que, finalmente, se ha podido retomar durante este curso y ha concluido con la jornada de convivencia en Martillué.

“Los niños y las niñas no tienen prejuicios, suelen aceptar de manera natural las diferencias, son los adultos quienes los tienen. Por ello, si desde la infancia se acepta la diversidad y se interesan por la discapacidad como algo normal, no será necesario hablar de inclusión, sino de convivencia”. Así resume Berta Carrera el espíritu de esta acción. El objetivo es contribuir a crear una sociedad más inclusiva desde la escuela, comenzando desde edades tempranas, así como promover actitudes positivas hacia las personas con discapacidad y lograr así su inclusión educativa y social.

El objetivo principal es la sensibilización, pero hay otro fin que, sin ser el principal, también es muy importante. “Se trata de desarrollar capacidades, habilidades y competencias en las personas con discapacidad que de manera directa realizan todas las actividades de sensibilización. Perseguimos a través de este proyecto que las personas con discapacidad intelectual puedan mejorar su empleabilidad”.

“SIN IGUAL” también es innovador porque las distintas acciones impactan en todos los miembros de la comunidad educativa: alumnado, familias y profesorado. “Creemos que es importante que las acciones se trabajen desde todos estos ámbitos para obtener unos buenos resultados”, ha añadido la técnica de Valentia. Además, se mide y evalúa el impacto directo de las acciones en el público objetivo. Desde el colegio de Tardienta realizan un balance muy positivo de su participación en esta experiencia piloto porque les ha permitido contribuir desde la escuela a crear una sociedad más inclusiva.

El proyecto SE CANTO (Senda Europea de Cooperación, Ayuda y Normalización entre Territorios de Oportunidades Noreste Toulousain- Comarca de Los Monegros) se desarrolla en Los Monegros y el Noreste Toulousain francés hasta el próximo mes de diciembre. El jefe de filas es la Comarca de Los Monegros y participan socios españoles (Instituto de Estudios e Investigación de los Monegros, VALENTIA, Universidad de Zaragoza y Fundación para la Promoción de la Juventud y el Deporte de Los Monegros) y franceses (CBE du NET, Fundación Marie-Louise, Ayuntamiento de Pechbonnieu y MFR INEOPOLE Formación).

El proyecto está cofinanciado al 65 % por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) a través del Interreg V-A España, Francia, Andorra (Poctefa 2014-2020).

Una jornada de convivencia celebrada en el centro de Valentia en Martillué ha supuesto la conclusión de la acción de sensibilización.
Una jornada de convivencia celebrada en el centro de Valentia en Martillué ha supuesto la conclusión de la acción de sensibilización.
S.E.
Etiquetas