Monegros

EMPRENDIMIENTO

De los productos de fiesta a la mascarilla, todo para salvar la empresa Rafael Tena

Esta sociedad, que tiene más de cien años de historia, cerró su tienda física en Sariñena para dedicarse exclusivamente al comercio online

Instalaciones de Rafael Tena SL en Sariñena.
Instalaciones de Rafael Tena SL en Sariñena.
S.E.

La empresa Rafael Tena SL, que roza ya los 101 años de historia, cerró las puertas de su tienda física en Sariñena el 4 de enero del 2020, pero su andadura en este municipio continúa dentro del comercio online. Este no fue el único cambio que sufrió esta empresa el pasado año, ya que su actividad habitual era producir productos de fiesta, pero con la llegada del coronavirus a nuestras vidas “la fiesta se paró”, y fue entonces cuando desde Rafael Tena SL vieron que el único producto que tenía futuro en ese momento eran las mascarillas.

“En el mes de febrero, cuando veíamos que en Italia el virus iba más avanzado que en España, ya pensábamos producir algún tipo de producto con el que la gente se pudiera tapar la boca”, explica Rafael Tena, su propietario. Por ello, unos días después y tras comprobar que en el país era muy difícil hacerse con mascarillas, esta empresa se puso manos a la obra y dieron con “la varita mágica” que ha permitido que siguiera adelante a pesar de la pandemia de coronavirus.

La mayoría de los productos se hacen en la propia empresa.
La mayoría de los productos se hacen en la propia empresa.
S.E.

A partir de ahí, la empresa empezó a producir una mascarilla higiénica reutilizable, que se introdujo en la web “y fue haciéndose poco a poco con el mercado”.

Además, la empresa pudo certificar este producto y se convirtió en una de las primeras en España en tener una mascarilla certificada por una marca exterior. “Este reconocimiento nos dio precisamente la garantía que nosotros queríamos dar a nuestros clientes y demostrar que estaban comprando un producto de calidad y que protegía contra el coronavirus según la normativa”, dice su propietario, y fue justo así como la empresa “pudo salir a flote” en una tesitura “muy complicada” y donde había que “buscar un remedio”.

Gracias a ello, Rafael Tena SL ha sido reconocida en los Premios Pyme de este año, unos galardones que conceden el Banco Santander y la Cámara de Comercio de Huesca, en colaboración con la Cámara de España y DIARIO DEL ALTOARAGÓN, con el accésit de Innovación y Digitalización, en el que el jurado ha reconocido su “gran esfuerzo” en inversiones tecnológicas y el desarrollo del comercio electrónico, así como la creación de una nueva y exitosa línea de producción de mascarillas.

Las inversiones más fuertes han sido en impresión digital.
Las inversiones más fuertes han sido en impresión digital.
S.E.

Este galardón, que premia también las inversiones que han tenido que realizar desde la empresa, pone en valor la iniciativa y la diversificación de la misma, puesto que llevan a cabo cientos de productos, entre ellos, menaje del hogar hecho a medida, “que está teniendo mucha demanda”, especialmente, entre los propietarios de caravanas o de camas extragrandes, puesto que “no es fácil encontrar estos productos en el mercado” y también destaca la creación de banderas, ya que con la pandemia “se puso de moda colgar banderas en los balcones en épocas festivas”.

Y uno de los cambios más llamativos, es que la empresa decidió producir lo máximo posible en sus instalaciones “para no depender tanto del comercio exterior”.

Araíz de esto, esta empresa lleva un año reinventándose “porque en 2020 no hubo fiestas, pero durante este año tampoco se están realizando”, lamenta, y espera que “la fiesta vuelva poco a poco, y a partir de marzo se recuperen las ventas de antes de la pandemia”.

En cuanto a las inversiones más grandes que ha realizado Rafael Tena SL, han sido en el ámbito de las impresiones digitales y los sistemas informáticos, todo ello para producir en menor tiempo ciertos productos así como para incrementar su catálogo.

Por otra parte, esta empresa “es autosuficiente”, dice su propietario, ya que cuentan con una serie de placas solares en sus instalaciones, un gesto que disminuye en un 90 % su consumo eléctrico. Un hecho que Tena define como “una inversión muy importante, pero que compensa y se convierte en muy necesaria”.

¿Y cuándo la mascarilla desaparezca?

La empresa ya piensa en qué pasará cuando no sean obligatorias las mascarillas, ya que de un tiempo a esta parte ya se han reducido “muchísimo” las ventas de este producto. Pero por ello, es aquí cuando todas las inversiones realizadas en mejorar y crear nuevos productos van a tener sus frutos, puesto que la empresa se ha vuelto “mucho más competitiva”.

Eso sí, todo este proceso de cambio en la empresa exige “mucha formación” por parte de todos los miembros de la plantilla e ir “todos a una”.

Etiquetas