Monegros

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Rosa Sabes: “El medio rural es duro para la mujer, y con esfuerzo e ilusión tenemos que conciliar”

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Cada vez hay menos esquiladores en España y Rosa Sabes sugiere formar a mujeres monegrinas.
Cada vez hay menos esquiladores en España y Rosa Sabes sugiere formar a mujeres monegrinas.
S. E.

Cuando se habla de agricultura y ganadería, en general se hace referencia a los hombres, y se piensa en uno labrando sus tierras, haciendo sus tareas. Es por ello que, al tener estereotipos tan grabados en la mente, sea necesario destacar a la mujer rural que desde su determinación, constancia y dedicación ha sabido emprender y ensalzar profesiones donde ellas son la minoría. Rosa Sabes, de Sena, es una ejemplo de que se puede.

La presencia de las mujeres en el ámbito empresarial es noticia a menudo, pero no existe un rol en la empresa que tenga que ser ocupado por mujeres. La prueba está en todas estas trabajadoras, algunas dueñas de su propias tierras y explotaciones agrícolas, ganadería, negocios tradicionales en la esencia de los pueblos y zonas rurales que han confirmado con los años que una mujer se puede desenvolver en trabajos considerados duros o aptos sólo para hombres.

Está claro que el liderazgo femenino no entiende de profesiones, está por todas partes, pero también es evidente que aún queda mucho por hacer en sectores como la agricultura y ganadería, que apenas se habla de ellas, y sería mucho y bueno lo que podrían aprender las nuevas generaciones de lo que significa el esfuerzo, la pasión por tu trabajo y sobre todo, que no hay límites.

Rosa Sabes ha creado su empresa para trabajar desde Sena.
Rosa Sabes ha creado su empresa para trabajar desde Sena.
S. E.

Por ello, hoy presentamos a Rosa Sabes que desde Sena ha creado la empresa ‘LosMonegros Esquiladores’. “He estado trabajando unos años para otra empresa de esquilo y la verdad que me di cuenta que lo que me gusta es hablar con clientes, hablar con esquiladores, resolver dudas. En ocasiones es estresante porque no para de sonar el teléfono pero eso a mí me encanta”, explica Rosa detallando cómo gestiona su nueva empresa. Ahora, “con mucho trabajo, ya que de momento hasta que empiece la campaña y vengan mis compañeros realizo todo el trabajo sola, aunque la ilusión que he depositado en este proyecto me da fuerza para esto y para mucho más”.

En la temporada de invierno la empresaria se ocupa de preparar todos los papeles para que los esquiladores puedan venir. “También preparo todas las herramientas, motores, generadores, cuchillas... todo para que cuando lleguen aquí no les falte de nada. Hablo con clientes para ofrecerles mi propuesta de trabajo, si les interesa organizo un plan de trabajo para saber la fecha que les gustaría esquilar y raza de oveja que tienen y la cantidad”, detalla.

Estos esquiladores llegan principalmente de Uruguay. “Hago grupos de 5 y de 6 chicos, si bien, la cantidad de ovejas esquiladas es relativa, depende de la raza. Hay ovejas que tienen más lana, como por ejemplo las merinas, que suelen esquilar una media de unas 120 por día y otras, como puede ser la Lacaune o la Segureña, que tienen mucha menos lana y con esta raza se pueden esquilar más número”, indica. Su ámbito territorial es la península. “Este año me quiero centrar en unas partes concretas de la península, esquilar poquitas pero poder dar un buen servicio”.

Rosa señala que “la temporada de mayor esquila es de abril a junio, aunque es cierto que las ovejas que son de ordeño suelen ser esquiladas dos veces al año y eso permite que podamos trabajar de marzo a diciembre”, porque la práctica de esquilar es muy importante para la salud del animal, “es muy importante y necesaria para la salud de los animales, se evitan infecciones, ceguera provocada por la lana, obstrucciones en las vías urinarias e incluso puede afectar en la reproducción de las mismas”.

Este 2021 ha sido el primer año de actividad para ‘LosMonegros Esquiladores’, “con campaña propia y tomando todas las medidas marcadas por el Ministerio de Sanidad, todos mis compañeros vienen vacunados con la cartilla de vacunación completa, les facilitamos epis y todo lo necesario para prevenir cualquier tipo de contagio”.

Asimismo, reconoce que se trata de un trabajo duro desarrollado normalmente por hombres fuertes. “Hay ovejas muy grandes y hay que saber manejarlas, además es una actividad muy sacrificada, todo el día agachado y en parideras, si bien, nada que una mujer no pueda hacer porque el medio rural es muy duro para la mujer, pero con esfuerzo e ilusión tenemos que aprender a conciliar la vida personal con la laboral”. También apunta que se deberían proponer talleres para enseñar a esquilar a mujeres monegrinas. “tanto para hombres como para mujeres siempre es bueno tener una oportunidad para aprender un oficio nuevo, porque es muy difícil encontrar esquiladores/as españoles”, afirma,

Una nueva empresa con mucho futuro. “Espero poder seguir hacia adelante con este proyecto, espero poder ir creciendo tanto laboral como personalmente, ir aprendiendo cada día un poquito más, mejorando para poder llegar a ser una de las empresas más fuertes del sector, aunque sé que es un camino largo y duro”.

Rosa Sabes ha apostado por este tipo de empresa y por vivir en su pueblo, Sena. “Es bueno abrir la mente y no cerrar puertas a trabajos que pueden ser duros, pero a la vez muy satisfactorios”, porque sin lo que producen, sin su esfuerzo, habría una carencia en la sociedad, por eso, escucharla es no sólo una lección de liderazgo, sino de dignidad y de orgullo por la labor que desempeña.

Cuando vamos de compras, hay que pensar que existen muchas mujeres del medio rural que desempeñan todos los días un trabajo que merece todo el reconocimiento, respeto y admiración.

Etiquetas