Monegros

monegros

Robres regresa a 1936 con su jornada de "historia viva"

Más de medio centenar de recreadores darán vida a un campamento militar de la Guerra Civil el próximo 9 de julio

Miriam Ponsa, diputada de Iniciativas Territoriales de la DPH, Olga Brosed, alcaldesa de Robres y Pablo García, director del curso
Miriam Ponsa, diputada de Iniciativas Territoriales de la DPH, Olga Brosed, alcaldesa de Robres y Pablo García, director del curso
Pablo Segura

La bandera republicana volverá a ondear en la localidad monegrina este sábado 9 de julio cuando los participantes ataviados con el uniforme republicano hagan viajar a vecinos y visitantes a la Guerra Civil. El acceso será libre, a diferencia del año pasado.

Robres se convertirá entre las 10 de la mañana y las 21 horas en un campamento militar en la que los curiosos se sumergirán en la vida de los soldados en la retaguardia, en contraste con la edición del año pasado que se centró en los gritos y combates de la guerra. En el II  Campamento de Guerra Civil de Robres, el solar de la Calle Dicenta nº7, lo recorrerán enfermeras, civiles, milicianos y militares de carrera a los que los curiosos podrán preguntar cualquier duda. A las 19 horas tendrán lugar las maniobras al aire libre.

Los visitantes también podrán disfrutar de otras actividades como un mercadillo en el Centro de Interpretación de la Guerra Civil o participar en el concurso fotográfico que se celebrará bajo la misma temática.

Este evento, como comenta el organizador Jesús García, no busca enaltecer el pasado sino poner sobre la mesa un tema tabú: “Es muy fácil ignorar el tema cuando se calla dentro de casa pero es muy difícil hacer como que no existe cuando está ocurriendo en la calle con un montón de personas”, y añade: “Aragón está surcado de norte a sur por la Guerra Civil y no podemos ignorar este hecho, tenemos que aceptarlo, interiorizarlo y preservar este legado para que las generaciones que vienen comprendan lo que cuesta en todos los aspectos una guerra civil”.

La alcaldesa de la localidad, Olga Bosed, explica que “para Robres es un lujo que vengan 60 recreadores a estar el fin de semana y plasmen lo que se vivía en esa época”. “Nos da visibilidad, le da movimiento al pueblo y es un complemento para el Centro de Interpretación de la Guerra Civil en Aragón que inauguramos en 2006”. Fue el primer centro de Aragón.

La elección de un campamento republicano, como ha indicado el historiador no se debe a motivos políticos sino históricos y ambos bandos estarán representados. En el Centro de Interpretación se expondrá material del bando sublevado.

Etiquetas