Monegros

GANADERÍA

Seis ovejas muertas en Robres en un nuevo ataque que la DGA atribuye a perros

Asaja Huesca denuncia "la incompatibilidad" que supone la presencia de depredadores con la ganadería extensiva

Dos de las reses muertas en el ataque
Dos de las reses muertas en el ataque
Asaja

Un nuevo ataque a un rebaño ha dejado seis ovejas muertas en una explotación ganadera de Robres, según ha denunciado el sindicado agrario Asaja en un comunicado. Como señalan, los animales presentan heridas compatibles con un ataque de lobo, según la organización agraria, aunque la necropsia practicada este viernes en La Alfranca ha determinado que los ataques proceden de perros.

El ataque se ha producido la noche de este jueves al viernes en una paridera situada en la zona de huerta de Robres, lindando con Montesusín, lo que supone, señalan desde Asaja, "un patrón de ataque similar al producido el pasado mes de agosto en Torralba de Aragón, donde un ataque de lobo (según se confirmo tras la necropsia de los animales) dejo cinco animales muertos y uno malherido".

La mañana de este viernes, relatan desde el sindicato agrario, al llegar el hermadno del ganadero a su explotación ganadera para empezar la jornada, quien "se ha encontrado con la desagradable sorpresa de descubrir el ataque y los cuerpos de seis animales desperdigados por la paridera, con mordeduras en el cuello y algunas de ellas con las vísceras fuera".

Según ha comentado el ganadero afectado de Robres, no es la primera vez que su  rebaño ha sufrido ataques debido a que el año pasado perdió más de cinco reses en otro ataque, con las necropsias que determinaron que también fueron de perro silvestre. "Estoy bastante enfadado porque las necropsias siempre dicen que los ataques son de perros", ha expresado el ganadero. En el caso sufrido esta noche pasada, los datos "son muy similares a la vez anterior al ser mordeduras en el cuello con unos agujeros bastante grandes, con las vísceras fuera en varias de ellas y con las mordeduras por debajo de las patas como suele ser habitual en el lobo".

A juicio del ganadero afectado, "los perros suelen coger a muchas ovejas, las dejan malheridas y las amontonan. Sin embargo, aquí las ovejas estaban normal y las seis que ha comido las ha matado", ha comentado.

Carlos Luna se ha mostrado crítico en la "situación de total indefensión en la que nos encontramos los ganaderos, dejadez por parte de las administraciones que en vez de ayudar y poner un poco de soluciones, nos están empujando al precipicio en la manera que está todo por los sobrecostes, las dificultades burocráticas con la oveja".

Además ha instado a la administración "a que demuestre que los ataques son de perros con cámaras" sin basarse solo en el resultado de las necropsias.

Inmediatamente ha puesto en comunicación el ataque a los servicios oficiales, que han realizado la necropsia que ha determinado que el origen del ataque procede de perros.

Desde Asaja Aragón denuncian así "la incompatibilidad que supone la presencia de depredadores (oso, lobo, etc) con la ganadería extensiva, y recordamos los numerosos ataques que se están produciendo este año, de lobo en la zona de Monegros y de oso en la zona de Pirineos, como el sufrido esta semana en la zona de Hecho que dejo otros cinco animales muertos".

Por su parte, el presidente de Asaja Huesca y portavoz de Asaja Aragón, José Fernando Luna, se ha referido a "la inseguridad y preocupación que generan estos ataques a los ganaderos, en una zona de riego entre Robres y Montesusín y en pleno hábitat humano".

Desde Asaja, recuerda Fernando Luna, "ya dijimos que no era producente introducir al lobo y al oso porque creemos que es incompatible con la ganadería". Y añadió que "el miedo y la incertidumbre que genera está aminorando las ganas de ser ganadero".

Etiquetas