Monegros

FOTOGRAFÍA

Conoce Los Monegros como nunca antes con las 300 fotografías de Fernando Biarge

El fotógrafo presenta el libro “Monegros. Qué ver, qué saber, por qué interesarse”. que se adentra en esta "tierra de contrastes", incide

Fernando Biarge presenta a la diputada de Cultura de la DPH, Maribel de Pablo, algunas de las imágenes.
Fernando Biarge presenta a la diputada de Cultura de la DPH, Maribel de Pablo, algunas de las imágenes.
Pablo Segura

El fotógrafo Fernando Biarge ha presentado este viernes el libro “Monegros. Qué ver, qué saber, por qué interesarse”. El volumen, con casi 300 instantáneas, trata de reflejar la “enorme diversidad” que existe en la comarca, sus municipios y sus paisajes. Se opone a reducir este territorio a la idea de un desierto, puesto que, según defiende Biarge, exige “aproximarse con aprecio, confianza y perseverancia”. El libro recorre a través de 34 capítulos, lugares representativos de este particular paraje del Alto Aragón.

“Los Monegros es una tierra difícil”, ha recordado el fotógrafo, al tiempo que ha insistido en que debes "acertar en el lugar, la hora y el momento. Si lo consigues, es para brindar por ello”. A lo largo de la presentación, el fotógrafo ha hecho un repaso histórico de la tierra, que ha vivido múltiples epidemias y la transición del regadío, algo que “ha marcado el carácter del monegrino”, ha puntualizado el fotógrafo.

Más allá de la estepa, Los Monegros constituye una comarca rica por su diversidad. Así lo atestigua uno de los capítulos editados por la Diputación Provincial de Huesca (DPH). Las más de 300 páginas describen mediante imágenes y explicaciones detalladas los municipios monegrinos, sus paisajes, patrimonio y biodiversidad.

El libro aspira a ser una definición de Los Monegros: abarcar su inmensidad, sus particulares paisajes, sus líneas fundamentalmente horizontales y formas del terreno, agrestes u onduladas; figuras llamativas y emblemáticas, colinas, cerros, tozales, sierras, barrancos y sasos; sabinas solitarias, balsas, aljibes y agüeras, iglesias, cartujas como la de Nuestra Señora de las Fuentes; diversidad de cultivos y municipios con idiosincrasia propia.

La diputada de Cultura, Maribel de Pablo, ha agradecido a Biarge su dedicación y empeño por “romper estereotipos y demostrar la riqueza de los paisajes monegrinos a través de las casi 300 fotografías que incluye el volumen”. Ha incluido que, lejos de ser una guía turística, es un volumen “necesario” para “romper los tópicos que existen sobre esta tierra y descubrir la originalidad y los contrastes que durante décadas captó Biarge con su cámara”.

El autor explica que, en general, llaman la atención fundamentalmente “los grandes paisajes del Pirineo aragonés, que son majestuosos, pero en Monegros también existen aunque estén caracterizados por la infinitud e inmensidad y, además, exigen atención al detalle”. En suma, es una declaración de principios. Frente a quienes reducen Monegros a la idea de un desierto, Biarge constata con este volumen que es “un territorio que exige aprecio” porque “solo así se puede descubrir una tierra de contrastes tan peculiar como valiosa; para nada neutral, porque no deja a nadie indiferente”.

Etiquetas