Monegros

MEDIO AMBIENTE

La construcción de una granja porcina en la sierra de Jubierre crea polémica

Los alcaldes de la zona defienden la legalidad de la actuación pese al malestar vecinal expresado en las redes sociales

Estado que presentaban ayer las obras de construcción de la granja porcina en Sariñena.
Estado que presentaban ayer las obras de construcción de la granja porcina en Sariñena.
Pablo Segura

La construcción de la granja porcina en la sierra de Jubierre, en el tozal de la Cobeta dentro del municipio de Sariñena, ha dado lugar a posiciones diferentes como la de los alcaldes, que defienden la legalidad de la actuación frente a la de muchos monegrinos que han mostrado su indignación en las redes sociales.

En primer lugar, el alcalde de Sariñena, Juan Escalzo, se refirió a “la descontextualización de la fotografía que ha circulado por redes tomada desde un plano que desvirtúa la realidad de la distancia existente, como he vuelto a comprobar esta misma mañana”, señaló Escalzo quien consideró que, “la granja sí que está en las inmediaciones del tozal, tanto esta como bastantes más construidas hace unos años, que han convivido durante todo este tiempo con todas las actividades turísticas que rodean a este paraje tan querido por todos”.

Además explicó que es una zona agroganadera. “Es indudable que en una zona eminentemente agrícola y ganadera la realidad impera y tenemos que compaginarlo todo”. Consideró que “es muy importante cumplir con la legalidad” y añadió que “si a mí como alcalde me viene una licencia con todos los permisos y visto bueno de instancias superiores, no tengo otra alternativa que darle la licencia o estaría prevaricando”. Por otro lado, “necesitamos al turismo, a los agricultores y ganaderos. Creo que todos cabemos en buena armonía”.

También, Ana Puey, alcaldesa de Castejón de Monegros, término municipal donde se ubica la mayor parte de la sierra de Jubierre y otros tozales, explicó que, “cuando un propietario de un terreno pide los permisos al Inaga y a Medio Ambiente, y se le conceden, los ayuntamientos tenemos que dar la licencia de obra y nunca la podemos denegar”.

Se trata de una zona que no está protegida. “Si lo estuviera no podríamos hacer ni la carrera de Orbea, el Festival de Nowhere ni muchas actividades que se desarrollan”, coinciden los ediles. Esta granja, con dos naves y una balsa de purines, está cercana a otra macrogranja, por lo que tanto los ediles como el presidente de la Comarca de Los Monegros van a reunirse para solicitar algún tipo de protección. “Acabo de llegar de la granja y la realidad no se identifica con lo que ha salido en las redes sociales”, apuntó el presidente de la Comarca de Los Monegros, Armando Sanjuan.

Opina que “no es un lugar idóneo para construir una explotación porcina, los caminos son estrechos y llenos de piedras para el paso de los camiones, y debemos buscar soluciones para que esto no se repita”, respecto a otras alternativas al Parque Nacional.

Los monegrinos expresaron su asombro e indignación en las redes sociales. “Jubierre es un espacio que por su originalidad y conservación, con pocas alteraciones por la mano del hombre, salvo los campos de labranza, y sigue conservando ese encanto esculpido por los milenios y que ha adquirido cierta relevancia y popularidad como lugar privilegiado en nuestra comarca”, detallan, “hasta el día de hoy porque permitir que se haga una infraestructura ganadera con su enorme balsa de purines en su mismo corazón, es una estocada de muerte que lo condena directamente a perder su encanto por su originalidad”, además de instar a los ayuntamientos a buscar soluciones. La plataforma de Monegros está organizando una caminata de protesta hasta la granja para el 30 de octubre.

Etiquetas