Ribagorza

RIBAGORZA - LAGUARRES

Persisten los problemas de agua de boca en Laguarres

Hoy se suministrará desde Graus ante los altos niveles de nitratos y amoniaco

Persisten los problemas de agua de boca en Laguarres
Persisten los problemas de agua de boca en Laguarres
S.E.

GRAUS.- Los problemas con el agua de consumo de boca de Laguarres persisten mientras crece la preocupación entre los vecinos, aunque se espera que este lunes, que comienza el suministro desde Graus, se solucionen temporalmente.

Casi tres meses después de constatar un elevado volumen de nitratos -que alcanzaron niveles de 197 cuando el máximo permitido es de 50- ahora que el agua proviene del depósito de Capella, municipio al que pertenece Laguarres, lo alarmante es el amoniaco, que en circunstancias normales no puede pasar de 0,5 y ha superado los 3,8 puntos, según la analítica encargada por los propios vecinos la pasada semana al Colegio de Farmacéuticos de Huesca.

La alcaldesa pedánea de Laguarres, Cruz Mur, recordó que a raíz de los graves problemas con el agua de boca que comenzaron el pasado mes de marzo, por un elevado nivel de nitratos, se está ejecutando una nueva captación de agua para coger el agua directamente del río Isábena y no del barranco, como se venía haciendo hasta ahora. Mientras tanto, la población ha estado abastecida estos días con cubas que ha dispuesto el Ayuntamiento de Capella.

"Son cubas para transportar agua de la DGA que se cargan en el depósito de Capella", detalló Cruz Mur, quien alertó de que, a la vista de los resultados, el problema no es solo de Laguarres, también de ese agua. "El agua salía turbia y desprendía un fuerte olor a purín ya hace dos jueves. Trasladamos las quejas a la alcaldesa y, como no nos dio una solución, encargamos unos análisis al Colegio de Farmacéuticos de Huesca", relató la pedánea.

Aquellos análisis, realizados unas jornadas más tarde, cuando el aspecto y el olor eran algo menos alarmantes, resultaron aun así preocupantes con niveles de 3,8, cuando lo normal es 0,5 en amoniaco y de 57 en nitratos, cuando el máximo es 50. Los análisis que hizo el Ayuntamiento unos días después siguieron dando valores altos de amoniaco, del 2,7, especificó Mur, sin que se hayan tomado medidas de prevención para proteger a los vecinos. "Creemos que se está infringiendo el real decreto 140/2003 de agua para consumo humano que recomienda tomar medidas extremas ante estas situaciones para garantizar la seguridad de la población, pero aquí no se ha publicado ni un bando ni nada prohibiendo el consumo ni alertando sobre la situación", lamentó.

Tras los resultados de esos análisis, el Ayuntamiento de Capella llevó el agua a Laguarres desde Pociello y, a partir de este lunes, serán los bomberos quienes la lleven desde Graus, avanzó la alcaldesa pedánea. "Espero que el lunes (por hoy) se haga otra analítica y el agua esté bien", deseó.

Por supuesto, el agua de boca de Laguarres no se ha utilizado estos días para el consumo humano ni para cocinar. Algunos vecinos, además de compartir fotos de turbidez del agua, han denunciado incidentes como la muerte de varios peces en una balsa privada de la localidad, que se rellenó con el agua procedente de Capella.

Cruz Mur anunció que el 1 de junio se ha convocado una reunión para tratar el asunto, a la que, por supuesto, se ha convocado a los responsables del Ayuntamiento de Capella para que den explicaciones sobre el suministro en Laguarres y, dada la experiencia del agua procedente de Capella, en todo el municipio.

Etiquetas