Ribagorza

RIBAGORZA - SECTOR PRIMARIO

Más de mil cabezas de vacuno llegan a Estós en busca de pasto

La docena de ganaderos del Valle de Benasque condujo este martes las vacas a la zona

Más de mil cabezas de vacuno llegan a Estós en busca de pasto
Más de mil cabezas de vacuno llegan a Estós en busca de pasto
S.E.

GRAUS.- Las vacas de los ganaderos del Valle de Benasque han comenzado la temporada estival disfrutando de los pastos de alta montaña hasta que bajen a mediados de octubre. Un total de 1.100 cabezas de ganado vacuno pastan desde este martes en el Valle de Estós, donde la hierba es rica y abundante gracias a las últimas lluvias y pese a las bajas temperaturas de las últimas semanas que retrasó algo su crecimiento. Cabe recordar que el Ayuntamiento de Benasque ha dejado este año gratis para los ganaderos el aprovechamiento de los pastos de su municipio, en apoyo a un sector fundamental y muy castigado por la crisis de la covid-19.

La docena de ganaderos de la zona condujo el ganado desde las distintas poblaciones del Valle de Benasque para pasar en las zonas de alta montaña los próximos meses. El punto de encuentro fue la zona de La Ribera, o Santa Ana, en pleno Valle de Estós, donde se dieron cita a primera hora de la mañana un total de 800 vacas y 300 terneros que a partir de ahora estarán vigilados por el vaquero que se encargará de su cuidado estos meses. La cabaña de la zona dispone de placas solares y wifi para que el pastor pueda comunicarse con los ganaderos en caso de que alguna de las vacas esté herida o haya cualquier problema con el rebaño.

Los pastos de Estós serán la residencia de estas vacas hasta finales del próximo mes de julio. En torno al día 28, el gran rebaño de vacuno del valle será conducido a la zona de Ardonés, en Cerler, en una maniobra que, como viene sucediendo los últimos años, requerirá del corte de la carretera autonómica A-2617 durante varias horas. En la jornada de este martes, al conducirse los rebaños de forma individual por cada propietario, no fue necesario programar el cierre del tráfico, si bien quienes transitaban por la red viaria de la zona se pudieron ver afectados por el paso del ganado.

En Ardonés, un área también muy rica en pastos, el rebaño permanecerá hasta finales de agosto cuando regrese al Valle de Estós, principio y final de su estancia estival. Como es habitual, la vuelta tendrá lugar a mediados de octubre, coincidiendo con la tradicional Feria Ganadera de El Pilar de Benasque. El espléndido rebaño está formado sobre todo por vacas de la raza Parda de Montaña, aunque también hay otras como Limousin, Charolesa o cruces.

Dadas las condiciones meteorológicas de los últimos meses, con una alta pluviometría, los ganaderos se referían a los buenos pastos, pese al frío de estas semanas. "Ha habido 10 ó 12 días con temperaturas de en torno a cero grados por la noche que no han dejado crecer la hierba, pero en general hay buen pasto y mucho", explicaba uno de ellos.

El mismo ganadero del valle recordaba que este año el Ayuntamiento de Benasque no cobrará a ningún ganadero por el aprovechamiento de sus pastos. Pese a que la medida supondrá dejar de ingresar unos 40.000 euros a las arcas municipales, desde el Consistorio han dado por buena esta medida en apoyo de la ganadería extensiva, cuyo papel medioambiental es incuestionable. "Se han portado muy bien. Tal como tenemos el negocio últimamente, esto nos ayuda a aguantar. Han entendido, además, que si no hay ganadería no se mantiene el paisaje y eso también afecta al turismo", consideró ese mismo ganadero.

Desde el sector abogan por la convivencia de turistas y ganado, pero piden respeto hacia los animales. Hay que guardar las distancias y atar a los perros para que no molesten a las vacas. "Sobre todo, no hay que acercarse a las vacas recién paridas", insisten los ganaderos en un verano cuyo arranque coincide con el desconfinamiento y la previsible abundante presencia de gente en los montes.

Etiquetas