Ribagorza

RIBAGORZA - PATRIMONIO

Trámites para declarar BIC la imagen de Santa Ana procedente de la iglesia de Ribera, de Montanuy

La obra, procedente de la iglesia de Ribera, en Montanuy, está en depósito en el Museo Diocesano de Barbastro

Trámites para declarar BIC la imagen de Santa Ana procedente de la iglesia de Ribera, de Montanuy
Trámites para declarar BIC la imagen de Santa Ana procedente de la iglesia de Ribera, de Montanuy
Á.H.

BARBASTRO.- El Obispado de Barbastro-Monzón ha iniciado los trámites oficiales para la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) de la talla románica Santa Ana con la Virgen Niña (siglo XIV), procedente de la iglesia de Ribera, en el municipio ribagorzano de Montanuy.

Al mismo tiempo ha solicitado al titular del Juzgado número 1 de Barbastro la continuidad del depósito judicial en el Museo de Barbastro-Monzón donde se conserva desde diciembre de 2019 después de que la Guardia Civil la recuperara tras la denuncia interpuesta por el Obispado en 2017.

La decisión del juez de archivar la causa penal por desaparición obliga a devolver la talla -por aplicación de la Ley- al poseedor anterior al inicio de las diligencias. Hasta ahora, el juez no ha dado respuesta a la prórroga solicitada por el Obispado que comparte con el Gobierno de Aragón el interés porque siga en las dependencias del Museo. La talla se conserva con "cuidados extremos" y su restauración -necesaria- es inviable mientras siga en depósito judicial.

De tamaño mediano, está realizada en madera policromada aunque no se conserva toda y su calidad es buena a pesar del deterioro. El 20 de diciembre de 2019 se depositó en el museo tras finalizar la "Operación Frescales", que duró dos años de trabajo de la Guardia Civil con la colaboración del Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón y el Museo Provincial de Huesca.

El procedimiento para declarar un BIC dentro del Patrimonio Cultural corresponde al Gobierno de Aragón que incoará el proceso administrativo. El inicio suele durar tres meses y lleva consigo una serie de medidas para proteger la obra y su conservación. La declaración puede resultar un proceso largo que incluye el estudio y análisis del bien, en este caso la talla románica de Santa Ana con la Virgen Niña.

Según señaló Ángel Noguero, delegado diocesano de Patrimonio, "nuestra intención no es recuperar una pieza concreta sino salvar todo el arte posible de la Diócesis. Esa imagen no se hizo para contemplarla como pieza artística sino como muestra de una idea y devoción a Santa Ana. Por tanto, no es para que uno la guarde en casa y la tenga escondida sino para que se vea, la gente de finales del siglo XIII tenía devoción a Santa Ana. Es una obra de culto. La talla tiene doble función, cultural y cultual (de culto), nuestra obligación es respetarla".

Por su parte, María Puértolas, subdirectora del Museo, ya trasladó su preocupación por "el delicado estado de conservación, pero no se puede restaurar mientras siga en depósito judicial, se conserva en las mejores condiciones de temperatura. La pieza es del patrimonio diocesano, su policromía está bastante dañada y muy delicada".

La investigación se inició en 2017 cuando responsables del Museo Diocesano se desplazaron a Montanuy para catalogar la talla que durante años se custodió en un domicilio familiar. A partir de la denuncia del Obispado, se abrió una investigación que llevó hasta un anticuario de la provincia que falleció en 2015. La Unidad Orgánica de la Guardia Civil pidió autorización en el Juzgado de Instrucción número 1 de Barbastro con los herederos del anticuario. La talla se localizó con dos más de retablos de alguna iglesia o ermita del Pirineo, cuyos orígenes se investigan.

Etiquetas