Ribagorza

RIBAGORZA - TALLERES

Proyecto sobre los beneficios del pastoreo del burro

En Aldea Puy de Cinca se realizarán tres talleres y se trabajará con 13 animales de la especie

Proyecto sobre los beneficios del pastoreo del burro
Proyecto sobre los beneficios del pastoreo del burro
E.F.

SECASTILLA.- Con la financiación de la Diputación de Huesca y el apoyo técnico de la Asociación Laboratorio de Ruralización, el Ayuntamiento de Secastilla ha impulsado el proyecto "La recuperación del burro como animal de trabajo: una propuesta innovadora para reducir la huella de carbono". Se trata de una experiencia piloto para demostrar que la supervivencia del burro pirenaico -del que quedan un millar de ejemplares en Aragón- puede tener una utilidad práctica ya que su pastoreo podría aumentar la diversidad vegetal de los pastos, retirar biomasa vegetal para prevenir incendios o abrir accesos en zonas aisladas. El proyecto contempla la implicación de la población a través de tres talleres que tendrían lugar en otoño.

El alcalde de Secastilla, Ángel Vidal, destacó "la muy buena labor" de los burros en la zona hasta la llegada de la maquinaria agrícola, además de incidir en la filosofía de la propuesta de comprobar los beneficios de su pastoreo. Incidió en los tres talleres que contempla el proyecto en Aldea Puy de Cinca, un diseminado de Secastilla abandonado en los años 60 que, en 1994, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón comenzó a revitalizar y que, desde 2014, está gestionado por la Asociación Laboratorio de Ruralización. Allí se trabajará, tanto en los talleres como en los estudios, con el rebaño de 13 burros con que cuenta Aldea.

El primer taller será el 10 de octubre y, bajo el título, "Manejo del burro como estrategia para reducir la huella de carbono", estará impartido por Belén Álvarez, licenciada en Antropología y presidenta de la asociación Laboratorio de Ruralización. El siguiente, el 17 de octubre, estará impartido por Jordi Fernández, doctor en Biología por la Universidad de Barcelona (UB), y Miguel Ángel Lapuyade, licenciado en Antropología Social y Cultural, miembro de la Asociación Laboratorio de Ruralización, bajo el título "Conocer nuestro medio natural, saber interpretar las consecuencias de los espacios naturales abandonados. Manejo básico del burro". El taller "El agroturismo, una oportunidad para la sensibilización medioambiental", también con Lapuyade como docente, cerrará las actividades formativas.

La siguiente cita será la presentación de los resultados del estudio que, como avanzó Fernández, analizará el efecto del pasto de los burros en la diversidad vegetal de los propios pastos, que suponen un 7 % de la superficie de Aragón. "A raíz del estudio, realizaremos un herbario, en el que ya llevamos 60 especies", detalló. También se compararán los efectos del pastoreo asnal en un prado frecuentado por burros y en otro abandonado. Asimismo, se estudiará la cantidad de biomasa vegetal retirada por los burros para prevenir incendios, se promoverá que realicen un acceso y se utilizarán para recoger residuos. "Los burros llevarán GPS y no se saldrán del pastor eléctrico. Gracias a la UB y su técnico de fotografías de espectro radiometría, se podrán estudiar los resultados", concluyó Fernández, quien matizó que, para evitar la sobreexplotación, participará de media un burro por hectárea.

Etiquetas