Ribagorza

RIBAGORZA - LABORES AGRÍCOLAS

Secastilla impulsa el pastoreo con burros para eliminar el riesgo de incendios

Trece ejemplares realizan tareas de desbroce en Aldea Puy de Cinca

Secastilla impulsa el pastoreo con burros para eliminar el riesgo de incendios
Secastilla impulsa el pastoreo con burros para eliminar el riesgo de incendios
S.E.

GRAUS.- El municipio de Secastilla abarca un amplio territorio y cuenta con espacios que quedaron despoblados a finales de los años sesenta por la construcción del pantano de El Grado. La falta de laboreo del campo con ganado hizo que especies autóctonas como el burro pirenaico o catalán (Equus africanus asinus) estén actualmente en peligro de extinción. Esta raza, que fue muy utilizada para el tiro, la trilla, la recogida de leña, el transporte de personas y de mercancías, está considerada como "raza de protección oficial" debido a su escaso número de ejemplares, menos de un millar en todo Aragón.

Para dar utilidad a estos asnos evitando su desaparición, el Ayuntamiento de Secastilla ha impulsado el proyecto "La recuperación del burro como animal de trabajo: una propuesta innovadora para reducir la huella de carbono", con la financiación de DPH, el apoyo técnico del colectivo Laboratorio de Ruralización y el trabajo de los 13 ejemplares de asno pirenaico de Aldea Puy de Cinca.

En el proyecto, recuerdan que el abandono de las prácticas agrícolas y ganaderas ha provocado la transformación del paisaje, cuya vegetación se ha vuelto más homogénea debido a la expansión del matorral en zonas de pastos y cultivos. Esto ha dado lugar a una disminución de la diversidad de la flora, incidiendo también en las especies animales. Los pastos, aunque solo representan un 7 % de la superficie de Aragón, atesoran más del 30% de las especies vegetales, casi un tercio de la diversidad florística.

El aumento de la masa forestal supone un incremento significativo de la probabilidad de que se produzcan incendios, un peligro que se acrecentará en los próximos años puesto que, tal y como predicen los modelos, habrá un aumento de las temperaturas y las sequías más intensas y prolongadas asociadas al cambio climático.

Por otra parte -agregan en la memoria del proyecto- el pastoreo es una actividad que también está en claro declive pese a que resulta ser una estrategia imprescindible para retirar la vegetación potencialmente combustible, así como para mantener las zonas abiertas o desbrozadas, y para aumentar la diversidad de especies vegetales y animales asociadas. Además, agregan, resulta ser más económico y sostenible que las técnicas de desbroce mediante herramientas mecánicas.

En el municipio de Secastilla, Aldea de Puy de Cinca fue abandonada en los años 60. En 1994, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (Uaga-Coag) inició su revitalización para realizar actividades de educación ambiental, granja-escuela y formación agraria, la reconstrucción de varios edificios, la recuperación de antiguos cultivos y, precisamente, la conservación de la raza de burro pirenaico.

Desde 2014, la Asociación Laboratorio de Ruralización gestiona el espacio con un proyecto agroecológico, educativo y de agroturismo con el objetivo de experimentar procesos de ruralización que promuevan la producción agrícola conservando los recursos naturales elementales de la producción de alimentos tales como el suelo, agua y biodiversidad.

En estos momentos, se gestiona un rebaño de 13 burros pirenaicos que realizan una labor de desbroce y mantenimiento de la masa forestal de Aldea de Puy de Cinca, especifican. El objetivo general a largo plazo consiste en revitalizar áreas de bosque y praderas abandonadas mediante el pastoreo de burros como estrategia para reducir la huella de carbono. "No se trata de acabar con el sotobosque, sino de utilizar las características singulares del burro como herramienta para controlar de forma responsable el crecimiento de la vegetación y preservar la calidad del suelo, limpiando el bosque y generando saltos en el follaje para prevenir la propagación del fuego si este llegara a producirse. Esta limpieza realizada por los burros se llevaría a cabo mediante: el pastoreo de los burros que se alimentarían del exceso de biomasa que constituye el principal material combustible en los incendios; la utilización del burro como animal de tiro para retirar el potencial material combustible pesado; y la utilización del burro como animal de carga para retirar de las zonas de difícil acceso los residuos sólidos que se encuentran dispersados por el bosque (plásticos, vidrios, envases, hierros, restos de mobiliario, etcétera)".

El proyecto contempla, además, la realización de una investigación del impacto producido por el pastoreo con burros que constituya una experiencia piloto para ser implementada en otros territorios. Así, se estudiará la cantidad de biomasa vegetal retirada para determinar si el pastoreo con burros contribuye a la reducción del riesgo de incendios, las especies vegetales antes y después del pastoreo para determinar si esta actividad favorece la diversidad de la flora y la calidad de los pastos con el tiempo, con los beneficios tanto para el ganado como para el entorno; la gestión de la manada de burros mediante GPS con el objetivo de fomentar la autogestión de la explotación y poder controlar su dispersión en el territorio; la viabilidad de la utilización del burro como animal de tiro y carga para retirar residuos sólidos del medio natural; la viabilidad del pastoreo de una manada de burros para limpiar la vegetación que pueda perjudicar la conservación de construcciones abandonadas, así como su protección frente a posibles incendios futuros".

Este proyecto de investigación contempla actividades de sensibilización, formación y divulgación dirigidas a la población general y particularmente a los agentes y trabajadores de turismo rural. A lo largo de los meses de investigación se realizarán charlas, talleres y se publicarán los resultados para informar y compartir el proyecto con la población. "Pretendemos generar sinergias positivas con otras actividades como la recogida selectiva de todo tipo de residuos, el turismo y la ganadería extensiva, etcétera", concluyen.

Aunque reconocen que el pastoreo de otros animales podría dar los mismos resultados beneficiosos para la gestión del entorno, el objetivo final es dar utilidad al burro pirenaico para evitar su desaparición, aseguran resaltando sus virtudes.

"Estos animales son rústicos, poco exigentes, robustos, sobre todo con relación a su tamaño corporal relativamente pequeño. Su carácter es dócil y son muy inteligentes; son animales muy sufridos y de gran resistencia, una combinación de características que hace del burro pirenaico un animal de trabajo excepcional", aseguran.

Etiquetas