Ribagorza

RIBAGORZA - COSAS DE CASA

Las inscripciones funerarias de la catedral de Roda de Isábena, únicas en el mundo

Demuestran un nivel de ejecución técnica y estética muy desarrollado

Las inscripciones funerarias de la catedral de Roda de Isábena, únicas en el mundo
Las inscripciones funerarias de la catedral de Roda de Isábena, únicas en el mundo
E.F.

Los recientes y exhaustivos estudios epigráficos en el claustro románico de la catedral de San Vicente de Roda de Isábena, que se publicarán en unas semanas a nivel internacional, afirman que sus inscripciones funerarias son únicas en el mundo. "Demuestran un nivel de ejecución técnica y estética muy desarrollado y hay muchísimas más que en otros lugares emblemáticos del románico de España, Italia o Alemania", destacó el profesor Vincent Debiais, director del proyecto impulsado en Roda hace 7 años e intensificado en las últimas cuatro temporadas.

Consagrada el 1 de diciembre del año 956 con la advocación de San Vicente, la catedral de Roda de Isábena es la más antigua de Aragón, por lo que su valor histórico es incuestionable como también lo es el religioso y patrimonial, muestra del esplendor del románico de ese periodo en Ribagorza. Monumento Nacional desde 1924, estos últimos hallazgos en su claustro corroboran el incalculable valor de esta joya ribagorzana.

En coordinación con Patrimonio del Gobierno de Aragón, el Obispado Barbastro-Monzón, el Ayuntamiento de Isábena, la Comarca de la Ribagorza y la asociación Amigos de Roda de Isábena, el equipo del proyecto que dirige Debiais, miembro de "l´École des hautes études en sciences sociales - Centre de recherches historiques" de París publicará entre el 15 de octubre y el 15 de noviembre un estudio que recopile todos los datos recabados estos años en el claustro de Roda en la revista In-scription, una publicación de referencia en estudios epigráficos a nivel internacional.

Este claustro románico está abierto mediante arquería de medio punto sobre columnas con capiteles historiados y estas singulares y valiosas inscripciones funerarias. "Es un claustro muy especial, por la cantidad de inscripciones, un total de 231 conservadas, esculpidas en la piedra de arcos, pilares, muros y capiteles. Tienen formas distintas y demuestran un nivel de ejecución técnica y estética muy desarrollado. Inscripciones medievales hay en muchos sitios, en Silos, en San Juan de la Peña, en Saint Bertrand de Cominges, pero allí no suele haber más de 30 ó 40 y en Roda hay más de 200 inscripciones", resalta aludiendo a la ingente cantidad.

Pero además, prosigue, su valor aumenta por mantener su ubicación original. "Todas las inscripciones de Roda, o el 98 por ciento, están donde fueron esculpidas, no se han movido. Se esculpieron en el propio claustro que se convierte así en un inmenso libro", asegura Debiais.

El prestigioso profesor francés, que avanzó el contenido del estudio en una visita reciente a Graus, capital ribagorzana, explicó además que toda la rica muestra epigráfica del claustro de Roda es funeraria. "Algunas eran policromías, otras no, hay muchas variantes entre ellas", dijo detallando también los rasgos comunes que presentan. "Incluyen la fecha de la muerte del personaje, no el año; el nombre y la función que desempeñaba en la comunidad. Son principalmente canónicos o miembros de la comunidad de oración de Roda, por lo que es como un retrato de la familia de oración", prosigue Debiais.

Además del director, integran el proyecto Estelle INgrand-Varenne (Universidad de Poitiers), Marie Fontaine-Gastan (Universidad de París), Morgane Uberti (Universidad de Burdeos), Thierry Gregor (Universidad de Poitiers) y Anne Rauner (Universidad de Estrasburgo). Los resultados que podrán verse en el estudio apoyan la cantidad y la calidad gráfica. "Dan testimonio del nivel en Ribagorza durante los siglos XI, XII, XIII y XIV y contrasta con la imagen de la Edad Media oscura ofreciéndonos un laboratorio único para entender lo que significa escribir en la piedra".

Debiais reconoce que "no ha sido un camino intelectual fácil" en alusión a este estudio, que fue "in situ" de 2017 a 2019. "Ha sido un trabajo lento en el que se han hecho entre 16.000 y 17.000 fotografías de las inscripciones y se han recopilado 4.000 páginas de datos. Cada inscripción está marcada con sus coordenadas y nombres, ha sido un trabajo muy pesado. Hemos aprovechado el confinamiento para ordenarlo todo porque hay 6.444 letras que hubo que dibujar y clasificar", enumera Debiais, tan satisfecho como exhausto con este trabajo que pronto verá la luz para iluminar aún más si cabe la riqueza de la catedral de San Vicente de Roda de Isábena.

La visita de Debiais sirvió también para presentar el "Encuentro internacional sobre epigrafía medieval - Roda de Isábena", previsto el verano próximo y que reunirá a una docena de jóvenes investigaciones sobre epigrafía medieval, ayudando también a posicionar la seo rotense a nivel internacional como el mejor ejemplo de toda Europa en inscripciones funerarias en piedra.

Etiquetas