Ribagorza

RIBAGORZA - PATRIMONIO

Declarada BIC la talla de Santa Ana y la Virgen Niña de la Iglesia de San Miguel en Ribera

La obra sigue en depósito judicial desde el 20 diciembre de 2019

Declarada BIC la talla de Santa Ana y la Virgen Niña de la Iglesia de San Miguel en Ribera
Declarada BIC la talla de Santa Ana y la Virgen Niña de la Iglesia de San Miguel en Ribera
Á.H.

ZARAGOZA.- El Gobierno de Aragón ha autorizado este miércoles la declaración Bien de Interés Cultural (BIC) para la talla románica de Santa Ana y la Virgen Niña, procedente de la iglesia de Ribera, en el municipio ribagorzano de Montanuy. La Dirección General de Patrimonio Cultural inició los trámites del expediente para la catalogación y protección de la talla a petición del Museo Diocesano en julio del año 2020.

La obra sigue en depósito judicial desde el 20 diciembre de 2019 cuando la recuperó la Guardia Civil tras culminar la "Operación frescales" en el domicilio de los herederos de un anticuario por la denuncia interpuesta por el Obispado de Barbastro-Monzón en 2017. El archivo del procedimiento penal en el Juzgado de Barbastro lleva consigo la devolución al anticuario si se aplica la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Hasta ahora, la talla sigue en depósito mientras el Obispado negocia con el propietario según explicó el abogado Joaquín Guerrero. Los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón se personaron con antelación para "frenar" la devolución y solicitaron la continuidad del depósito.

La decisión adoptada por el Consejo de Gobierno se considera "un paso importante" según manifiesta Ángel Noguero, delegado diocesano de Patrimonio y director del Museo Diocesano, "la talla está deteriorada y requiere de restauración pero no se puede intervenir hasta que se resuelva el litigio actual por la propiedad". En esta línea ha indicado"nuestra intención no es recuperar una pieza concreta sino salvar todo el arte posible de la Diócesis. Esa imagen no se hizo para contemplarla como pieza artística sino como muestra de una idea y devoción a Santa Ana".

Por tanto, "no es para que uno la guarde en casa y la tenga escondida sino para que se vea, la gente de finales del siglo XIII tenía devoción a Santa Ana. Es una obra de culto. La talla tiene doble función, cultural y cultual (de culto), nuestra obligación es respetarla".

La declaración BIC es una figura que "de protección legal" de máximo rango que se aplica para inmuebles y objetos de interés artístico, histórico, paleontológico, arqueológico, etnográfico y científico entre otros. En este sentido, Joaquín Guerrero, señaló que "a partir de ahora, la talla está sujeta a un control legal ante posibles operaciones de compraventa que conlleva los derechos de retracto y tanteo con el Gobierno de Aragón".

En su opinión, "la iniciativa que se adoptó desde el Museo para solicitar la declaración BIC es muy positiva y el Gobierno de Aragón se ha tomado interés para llevar adelante el expediente, en julio del año 2020". Sigue en depósito judicial tras archivarse la causa penal por su desaparición, "si se aplica la Ley de Enjuiciamiento Criminal debe devolverse al anticuario a quien se decomisó", informó Guerrero.

La talla es de tamaño mediano, realizada en madera policromada aunque no conserva toda, calidad buena a pesar del deterioro sufrido. La investigación se inició en 2017 cuando responsables del Museo Diocesano se desplazaron hasta Ribera para catalogar e inventariar la obra que se custodió en el domicilio de una familia durante años. En su momento, allí dejaron constancia gráfica Manuel Iglesias y Enrique Calvera (fallecidos). A partir de la denuncia, se abrieron líneas de investigación que llevaron hasta un anticuario de la provincia que había fallecido en el año 2015. La Unidad Orgánica de la Guardia Civil pidió autorización en el Juzgado de Instrucción número 1 de Barbastro y la talla se localizó en el domicilio de los herederos que reclaman la propiedad.

Etiquetas