Ribagorza

ribagorza

La DGA refuerza la seguridad vial entre los municipios de Monesma y Lascuarre

Bizén Fuster, director general de carreteras, anuncia otra actuación en 8 kilómetros por 1,2 millones

Explicación de las obras llevadas a cabo en la A-2613 entre Castigaleu y Monesma.
Explicación de las obras llevadas a cabo en la A-2613 entre Castigaleu y Monesma.
Elena Fortuño

El Gobierno de Aragón refuerza la seguridad en la A-2613 con actuaciones como la ejecutada en Monesma, concluida tras meses de consolidación de taludes, y la prevista en un tramo de más de 8 kilómetros entre Lascuarre y Castigaleu, donde se invertirán un total de 1.200.000 euros entre este año y el próximo. Así lo ha avanzado en la jornada de este jueves, el director general de Carreteras, Bizén Fuster, en su visita a la zona.

Las actuaciones desarrolladas en el kilómetro 14 de la A-2613, entre Castigaleu y Monesma, han ascendido a 125.000 euros y han solucionado un problema que amenazaba a los vecinos como “una espada de Damocles”, ha apuntado Fuster. “Era una obra muy necesaria, el Ayuntamiento ya nos la reclamaba desde el 2017 y, una vez obtenidos todos los permisos para las voladuras, que no es fácil, se ha podido hacer”, ha detallado.

El director general de Carreteras ha señalado que los trabajos conllevaron la realización de voladuras, lo que supuso la ejecución de una pista de acceso para las perforadoras y los carros de voladura. En total, se realizaron dos voladuras, en las que se emplearon 1.550 kilogramos de explosivo y la movilización de tierra y rocas con un volumen de 6.000 metros cúbicos. Posteriormente, se estabilizó la ladera con retro con martillo neumático además de la carga y el transporte de material caído en la carretera a lugar de acopio. Fuster ha explicado las dificultades por los cortes totales de tráfico.

“Para minimizar el impacto de las obras se permitió el paso alternativo de vehículos durante el fin de semana y en diferentes fases horarias de la mañana y el mediodía. Teniendo en cuenta que durante los trabajos los vecinos de Monesma y Cajigar se quedaban aislados, se trabajó los días festivos”.

Las obras se completaron con la reconstrucción de la calzada y la reposición de los taludes, retirada de piedras en barrancos y los servicios afectados. “Comenzaron en verano y terminaron en diciembre, retirando los restos de las voladuras del cauce y los márgenes”. 

En esta misma A-2613, ha anunciado para este año 2021, la mejora de un tramo de algo más de 8 kilómetros entre Castigaleu y Lascuarre con un presupuesto de 1.200.000 euros.

“Este año se prevé invertir un millón de euros y en el 2022, los otros 200.000 euros. Se está en tramitación para ser licitada y los trabajos comenzarían a partir del verano”, ha adelantado Fuster. Las obras consistirían en mejorar el trazado, suprimir curvas, ensanchamientos en algunos tramos peligrosos con una mejora sustancial para la seguridad vial y, por supuesto, sustituyendo y mejorando el firme que en algunas zonas está muy deteriorado”,  ha resumido.

Etiquetas