Ribagorza

COMUNICACIONES

La N-260 se cortará al tráfico del 6 de abril al 14 de mayo de acuerdo con la propuesta del territorio

El Ministerio respeta así la propuesta de los Ayuntamientos y los empresarios del Valle de Benasque que solicitaron

Señalización para la obras en el congosto del Ventamillo (N-260)
Señalización para la obras en el congosto del Ventamillo (N-260)
Elena Fortuño

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha anunciado que el corte del tráfico en la N-260 será entre El Run, y no Seira como la vez anterior, y Campo y se prolongará desde el martes 6 de abril a las 0 horas hasta el viernes 14 de mayo a las 13 horas. El Ministerio respeta así la propuesta de los Ayuntamientos y los empresarios del Valle de Benasque que solicitaron, en un reunión reciente a la que sin embargo faltaron muchos munícipes, reducir de tres meses a 40 días, el cierre total de esta vía, donde se desarrolla una actuación de 35,7 millones de euros de presupuesto. Seira, el municipio más afectado por el corte, ha pactado varias franjas horarias para servicios educativos y médicos. Además de actuar en el tramo objeto de la mejora (Campo-Seira), se repararán los daños causados en el Congosto de Ventamillo por un desprendimiento el pasado febrero en el municipio de Castejón de Sos, cuyo Consistorio no estuvo presente en el encuentro. Respecto al citado Congosto, la zona urge la construcción de un túnel.

Tras el corte de dos meses del pasado otoño, en aquella ocasión entre Seira y Campo, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) la ejecución de las obras de acondicionamiento de la N-260 en el tramo Congosto del Ventamillo (Seira)-Campo, hace necesario un nuevo corte total al tráfico en el tramo comprendido ahora entre las poblaciones de El Run y Campo, desde el martes 6 de abril a las 0 horas hasta el viernes 14 de mayo a las 13 horas. En paralelo a las citadas obras de acondicionamiento, detallan desde el Mitma, se han programado para las mismas fechas los trabajos de protección y reparación de taludes en el tramo del Congosto del Ventamillo (PK 389+700 a 391+000 de la carretera N-260), necesarios tras los desprendimientos de rocas acaecidos el pasado mes de febrero y donde se está circulando con paso alternativo desde entonces.

Las actuaciones, precisan las mismas fuentes, consistirán básicamente en el saneo del talud, implantación de barreras dinámicas, reposición de la carretera y el muro afectados y ejecución de un sobreancho en la calzada para permitir los movimientos de cruce y los futuros trabajos de mantenimiento de las barreras dinámicas.

Cabe recordar que estas obras de acondicionamiento de la N-260 consisten en la ampliación de la plataforma de la N-260 desde los 5,5 metros actuales hasta los 8 metros, minimizando la ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río Ésera mediante la construcción de voladizos apoyados y anclados a la roca. De esta manera se facilitará el cruce de dos vehículos pesados o autobuses. Además, el proyecto incluye la ejecución de dos túneles de 265 metros y 540 metros de longitud respectivamente.

Graves afecciones en la zona

Seira, por servicios básicos relativos a cuestiones educativas y sanitarias, es la población más afectada por este cierre. El alcalde, Daniel Larramona, explicó que habían pactado con el Mitma 4 franjas horarias de paso para poder llegar a Castejón a recibir los servicios: de 8 a 9 horas, de 14 a 15 horas, de 17 a 18 horas y de 20,30 a 21,30 horas. "Hay 6 niños que tienen que ir a la escuela a Castejón y también hay que ir allí al centro de salud o a comprar", comentó el alcalde. El vehículo del transporte tendrá que cambiarse, "porque quedará un paso muy estrecho y no pasará un autobús", dijo, en relación al paso por la actuación que se hace en el Congosto de Ventamillo tras el desprendimiento, una obra insuficiente dado el estado de este tramo, segregado de la actuación Campo-Seira en esta N-260. "Ahora están haciendo un voladizo, pero eso no es. Lo que hace falta es un túnel, no hay otra alternativa", consideró.

El alcalde de Seira asistió, junto con los de Benasque y Campo; el presidente ribagorzano, Marcel Iglesias; el presidente de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB), Marcel Iglesias; y el director de la estación de esquí de Aramón Cerler, Gabriel Mur, a la reunión mantenida con el Mitma en Huesca el pasado 5 de marzo para hablar sobre este corte de carretera.

El alcalde de Castejón, Manuel Abad, no fue convocado a esta reunión, pese a que la población preside la zona de Salud y Educativa del valle. "He tratado de hablar con la subdelegación y no se me ha atendido", lamentó, refiriéndose también a las afecciones que el cierre tiene para empresas como Veri, con sede en el municipio. "Tampoco se les ha informado a ellos", indicó, a la espera de tener noticias del Mitma. "Se han puesto en contacto conmigo desde el Colegio y el Centro de Salud y no tenemos información".

Respecto a la actuación en el Congosto de Ventamillo, en su municipio, coincidió con Larramona en que la única solución para ese tramo es un túnel.

Desde la ATEVB, José María Ciria, que sí estuvo presente en el encuentro de Huesca, agradeció que se hubieran tenido en cuenta sus peticiones. "Han respetado lo que acordamos y reconocemos el esfuerzo de la empresa que en lugar de 3 meses cortará 40 días". Aún así, pidió que se trabaje con más intensidad para aprovechar un cierre complicado. "No solo por cuestiones económicas, también para los vecinos que tenemos que ir al médico o a cualquier gestión y los tiempos se alargan mucho", recordó.

Ciria espera que sea el último corte, aunque es posible que vuelva a haber otro en otoño. Aprovechó para pedir que se agilice la carretera de Espés por parte de la Diputación de Huesca, una alternativa que reduciría tiempos de viaje ante los cortes en la N-260, e insistió en la necesidad de un túnel para el Congosto de Ventamillo.

Etiquetas