Ribagorza

asamblea de truficultores

Paso histórico para la creación de la Marca Trufa de Aragón

Graus será la sede principal al albergar el Centro de Investigación de Truficultura

Asamblea de la Asociación de Truficultores de Aragón, celebrada en Graus
Asamblea de la Asociación de Truficultores de Aragón, celebrada en Graus
E.F.

Los miembros de la Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa de Aragón dieron este sábado un primer paso histórico hacia la creación de la Marca Trufa Negra de Aragón, indispensable para conseguir la Denominación de Origen Protegida que avale el mercado aragonés, clave en el sector a nivel internacional con más de la mitad de la producción mundial, pero sin reconocimiento oficial.

Graus, al albergar el Centro de Experimentación e Investigación de Truficultura (Ciet), una infraestructura única en España y que se gestiona a través del Cira y la Diputación Provincial de Huesca, sería la sede principal de esta marca inclusiva que promueven conjuntamente con los truferos zaragozanos de la Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa Negra de las Comarcas de Zaragoza (Truzarfa) y el apoyo de las Diputaciones de Huesca y Zaragoza.

El presidente de la Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa de Aragón, David Royo, aludió a los objetivos que se persiguen trabajando por esa Denominación de Origen Protegida, que pasan por la promoción comercial de un producto diferenciado por la calidad, así como luchar contra el fraude, los malos etiquetados y los aromas y posibilitar la interlocución con las administraciones públicas.

Los truferos altoaragoneses y zaragozanos promueven este proyecto que cuenta el apoyo de ambas diputaciones y la acogida favorable del Gobierno de Aragón. “Teruel prefiere ir por libre, pero cualquier productor aragonés podrá adherirse siempre que cumpla los criterios de calidad de la misma porque, sobre todo, el proyecto tiene carácter inclusivo”, detalló Royo, ilusionado con esta iniciativa que comenzará en breve con la formación.

“Vamos a hacer este mismo año formación al respecto para que puedan emitir certificados de calidad”, dijo, agradeciendo la implicación de la Diputación de Huesca.

Precisamente, el Ciet que la DPH tiene en Graus ha motivado que la sede principal esté en la localidad, aunque habrá subsedes en Zaragoza y en Teruel. “No solo tenemos apoyo institucional, sino también científico, a través del Ciet y el Cita. Se busca un convenio de marca basado en la trazabilidad, la selección de calidades, las buenas prácticas la certificación de calidad”, apuntó Royo.

La marca aportará como ventajas principales para el productor la publicidad, nuevos canales de promoción, diferenciación del producto, buenas prácticas, certificación de calidad y podrá decidir qué lotes incluye en la marca.

La asamblea de este sábado sirvió para aprobar la incorporación en la Federación de Asociaciones de la Trufa Negra de Aragón -Truzarfa lo hará en abril- y comenzarán los trámites para finalizar el protocolo y el convenio de la marca que se pondrá en marcha en noviembre de 2022, “coincidiendo con el inicio de la campaña”, avanzó Royo.

La integración en C’alial está prevista en 2021 y la idea es obtener la Denominación de Origen de la Trufa Negra de Aragón en noviembre de 2026.

Etiquetas