Ribagorza

TEMPORADA DE NIEVE

Llanos del Hospital cierra una temporada “complicada”

Ha tenido un 35 % menos de usuarios pero ha atraído a nuevos esquiadores

Disfrutando del esquí nórdico en Llanos del Hospital el pasado domingo.
Disfrutando del esquí nórdico en Llanos del Hospital el pasado domingo.
S.E.

El espacio nórdico de Llanos del Hospital cerró el pasado domingo una temporada “atípica”, pero de la que sus responsables han sabido sacar el máximo provecho, pese a las dificultades, ya que se ha posicionado como destino de nieve, sobre todo, a nivel interno. La estación de esquí de fondo del Valle de Benasque fue la primera de todo Aragón en abrir sus puertas en una apuesta arriesgada que han agradecido los esquiadores. Pese a que ha habido un 35 por ciento menos de usuarios, el director, Mario García, valora la fidelidad de los habituales y la incorporación de los nuevos practicantes que se han apuntado a esta disciplina desde comarcas próximas.

“Nos la jugamos porque la nieve está en invierno y el invierno es corto”, afirmó García, satisfecho con un apuesta que mantuvo la apertura habitual, el 5 de diciembre, coincidiendo con el puente de la Constitución. “La gente ha agradecido el esfuerzo”, consideró el director, quien hace un balance satisfactorio, dentro de las circunstancias. “La temporada ha sido complicada porque no es comparable con ninguna otra. Hemos tenido un 35 por ciento menos de usuarios, pero fuimos la primera estación aragonesa en abrir y nos hemos posicionado como un destino de nieve a nivel interno. Hemos sido la única opción de nieve y mucha gente de comarcas vecinas ha optado por las actividades nórdicas. Esto nos ha permitido hacer clientes de muy cerca”, aseguró.

"Hemos sido la única opción de nieve y mucha gente de comarcas vecinas han optado por esta actividad"

Mario García alude a nuevos practicantes de esquí de fondo de las comarcas de Somontano, Cinca Medio o Bajo Cinca, “que se han llevado muy buena impresión y se han quedado con ganas de repetir”, pero también a los cursos, que han seguido y se han potenciado en la zona. Así, los cursillos de fondo del Servicio Comarcal de Deportes (SCD) Ribagorza han doblado el número de inscritos, la Agrupación Deportiva Hospital de Benasque ha podido seguir con sus entrenamientos y los centros de secundaria de Castejón de Sos y Benasque, así como el CRA Alta Ribagorza han hecho cursillos para los alumnos del valle en Llanos del Hospital.

“Dentro de lo malo, hemos salvado la temporada”, considera Mario García, tras un cierre algo precipitado, también atípico. “Los espesores estaban justos por la nieve marrón que, dado su color oscuro atrae más el sol y ha acelerado la fusión. Además, con las temperaturas tan altas que daban para este principio de semana, no tenía sentido alargar más la temporada”, concluyó el director de Llanos del Hospital, respecto a esta temporada diferente, complicada, pero también con algunos factores positivos.

Etiquetas