Ribagorza

AGROALIMENTACIÓN

Murilló Fresh Foods, única empresa altoaragonesa incluida en el CDTI

Este centro de desarrollo impulsa la agroalimentación y la lucha contra la covid

Nave de la empresa Murilló Fresh Foods en la localidad de Castigaleu.
Nave de la empresa Murilló Fresh Foods en la localidad de Castigaleu.
Elena Fortuño

La empresa Murilló Fresh Foods, del Grupo Murilló de Castigaleu, es la única altoaragonesa incluida en el aporte conjunto que el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) realiza para impulsar iniciativas relacionadas con la agroalimentación y la lucha contra la covid. El CDTI, entidad adscrita al Ministerio de Ciencia e Innovación, ha aprobado 161 nuevos proyectos de I+D+I con un presupuesto total de 98,42 millones de euros, de los que aportará 76,73 millones de euros. Según informaron desde el propio ministerio en un comunicado emitido a través de la Delegación de Gobierno, además de la empresa de Castigaleu, se beneficiarán en Aragón de un aporte conjunto de casi dos millones de euros otros tres proyectos que se desarrollarán en Utrillas, Zaragoza y Cadrete. “El número total de operaciones aprobadas por el CDTI en toda España son 171 y todas las ayudas pertenecen a la modalidad de préstamos”.

La marca altoaragonesa Murilló Fresh Foods, con sede en la localidad ribagorzana de Castigaleu, recibirá una aportación de 822.205 euros para poner en marcha una nueva línea de granulación de piensos de alta calidad a través de un proyecto con una inversión total de 1.126.463 euros. En representación de la empresa, Antonio de Mur se refirió a las condiciones de esta ayuda del CDTI, con quien colabora en la última década dentro de su apuesta por la investigación, el desarrollo y la innovación. “Nos aprobaron este proyecto y del cien por cien, nos hacen un préstamo bonificado del 75 % del cual un 5 % -detalló- no es reembolsable”.

Murilló Fresh Foods, S.L. es una empresa familiar fundada en 2009, fruto de las necesidades por conseguir una alimentación de calidad para los animales de las empresas del grupo familiar. Posee una fábrica propia, totalmente nueva, con las últimas tecnologías en agroalimentación e ingeniería y, en la actualidad, precisó De Mur, crea 26 empleos directos y más de medio centenar indirectos en Ribagorza.

Respecto al resto de empresas aragonesas, para la investigación y el desarrollo, recibirá 470.835 euros la marca Fertinagro Biotech de Utrillas de forma que pueda impulsar un estudio de “nuevos factores relacionados con el suelo, la planta y la microbiota enológica”. Declinam de Cadrete tiene asignados 447.361 euros para el Proyecto Hygiac que implica el desarrollo de un prototipo para la desinfección sobre utensilios o alimentos sencillo de utilizar para personal no profesional técnico mediante un software y sus automatismos pertinentes. Y Nurel de Zaragoza obtiene 213.696 euros para el desarrollo de films activos de acolchado con propiedades antifúngicas y antibotrytis en cultivos de frutos rojos.

Etiquetas