Ribagorza

CARRETERAS

Un desprendimiento entre Campo y Seira sepulta una máquina sin conductor

La Unidad de Carreteras del Ministerio de Transportes estudia la avalancha de rocas y tierra en el tramo del Eje Pirenaico en obras  

Imagen de la excavadora prácticamente sepultada bajo la avalancha de piedras.
Imagen de la excavadora prácticamente sepultada bajo la avalancha de piedras.
S.E.

La Unidad de Carreteras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana está estudiando el desprendimiento acaecido en los últimos días en la N-260, entre Campo y Seira. Desde la Delegación del Gobierno en Aragón, confirmaron que el vídeo que circula por redes sociales corresponde a la zona donde se realizan los trabajos de acondicionamiento del Eje Pirenaico en esta zona ribagorzana y es de estas últimas jornadas. 

El desprendimiento, aseguraron las mismas fuentes, no causó desgracias personales aunque sí materiales, como se aprecia en el estado de la máquina prácticamente sepultada, que estaba en ese momento sin conductor. Sin especificar el punto kilométrico, detallan desde la Delegación que se encuentra en la zona ya cortada por obras y no ha modificado los cortes previstos.

Etiquetas