Ribagorza

DEFENSA

El Ejército realiza su Campaña Antártica en el Pirineo oscense

Doce personas adquirirán conocimientos teórico-prácticos sanitarios y de material de montaña así como de progresión en condiciones de nieve y frío

Miembros del grupo de la XXXV Campaña Antártica del Ejército de Tierra.
Miembros del grupo de la XXXV Campaña Antártica del Ejército de Tierra.
Campaña Antártica del Ejército de Tierra

El Parque Natural Posets-Maladeta vuelve a ser el escenario, desde este domingo, de la fase de montaña de la XXXV Campaña Antártica del Ejército de Tierra (ET). Hasta el próximo viernes, las doce personas que componen el grupo, con el comandante Víctor Mariño al frente, adquirirán conocimientos teórico-prácticos sanitarios y de material de montaña, pero sobre todo de progresión en condiciones de nieve y frío, para afrontar esta misión “única” por sus condiciones extremas y su finalidad de apoyo a la ciencia.

Instalados desde el domingo en el Hotel Turpí, los miembros del ET comenzaron este lunes su formación específica de montaña con unas jornadas de promoción sanitaria, adaptadas a entornos gélidos. Personal sanitario de la Escuela Militar de Jaca impartió estos conocimientos en la primera jornada, como explicó el comandante Mariño. “Se ha tratado de trabajar lesiones por frío, reanimación de parada cardio respiratoria, etcétera”, detalló sobre una jornada que, por la tarde, incluyó una marcha de aclimatación para que el personal, venido de toda España, se vaya adaptando a su equipo.

“El martes y el miércoles constituyen el núcleo fundamental de la semana”, aseguró el comandante. La jornada de este martes comenzará con la preparación del equipo que pesa unos 20 kilogramos e incluye raquetas, crampones, piolets, cuerdas, bastones o saco, además de ropa de abrigo. Por la tarde, el grupo se desplazará al Refugio de La Renclusa (2.138 metros) para hacer noche allí antes de este miércoles, íntegramente en montaña invernal. “Pasaremos la noche allí para hacer equipo, aislados. Hemos hecho un reconocimiento y la nieve caída el fin de semana nos ayudará para la progresión con nieve y hielo con crampones y piolet”, comentó.

Moverse en montaña por terreno escarpado con frío y nieve” es el objetivo del miércoles, algo fundamental para un grupo heterogéneo en cuanto a formación. “Solo tres de los componentes somos diplomados en montaña. El resto tienen la formación de la academia, donde hay ciertas fases de montaña, así que será su segundo contacto con el ambiente invernal”.

Este jueves, se trabajarán técnicas de escalada y rápel, que pueden necesitarse en caso de grietas en glaciares, “en una zona próxima a Benasque o Llanos del Hospital”, aún por decidir, para recordar nudos y medidas de seguridad. Como colofón, este viernes se hará mantenimiento del material y refuerzo de los conocimientos adquiridos durante la semana.

La XXXV Campaña Antártica partirá en noviembre, tras seis meses de preparación repartidos en varias fases que comienzan en Benasque.

La siguiente supondrá intercambiar información con la campaña anterior, algo fundamental máxime cuando, a causa de la pandemia, el jefe de campaña no pudo realizar el reconocimiento previo. Otras fases los llevarán a Galicia, para trabajar la navegación y se realizarán prácticas específicas previas para los encargados de movimiento, logística, motores, instalaciones, comunicaciones, sanidad, medio ambiente, etcétera. 

Etiquetas