Ribagorza

RIBAGORZA- FIRA DE SANT MEDARDO

Benabarre reconoce el apoyo de los expositores de la Fira de Sant Medardo

El cucharero Ramón Agraz y el cestero Joaquín Fumanal, dos de los más antiguos, han cortado la cinta inaugural

El Ayuntamiento de Benabarre ha querido reconocer este sábado, durante la inauguración de la Fira de Sant Medardo, el apoyo de los expositores que ha resultado crucial para seguir adelante con la edición. Para darles protagonismo y reconocer y agradecer su fidelidad, el cucharero Ramón Agraz y el cestero Joaquín Fumanal, dos de los expositores más antiguos y asiduos, han cortado junto con las autoridades, la cinta de esta trigésimo primera Fira que ha arrancado con el deseo de marcar el principio de "la vuelta a la normalidad".

Así lo ha expresado el alcalde de Benabarre y diputado en el Congreso, Alfredo Sancho, que ha estado acompañado por el presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, el presidente ribagorzano, Marcel Iglesias, y el diputado provincial, Roque Vicente, entre otras autoridades. 

Sancho ha sido  el único en intervenir en el acto inaugural y lo ha hecho para dar el protagonismo a los participantes en la Fira, en esta edición medio centenar debido a las restricciones de espacio y la mayoría, fieles hace décadas. "Este año no es un discurso al uso. Solo unas palabras dirigidas en reconocimiento y agradecimiento a vosotros expositores que venís año tras año a la feria. Ramón y Joaquín os representan", ha dicho, aludiendo a estos dos artesanos veteranos, encantados de ser protagonistas. "Hay que realzar las ferias como antes, hay que presentarse y animarse. La Fira es muy buena, estamos muy agradecidos por la atención que han tenido siempre con nosotros. Para mí es de las mejores", aseguró Fumanal, coincidiendo con Agraz en los elogios a la cita comercial benabarrense. "Estoy muy agradecido por el homenaje. Venimos hace muchos años y siempre hemos sido muy bien recibidos. Yo aunque sea medio a rastros si vivo subiré", ha asegurado el emblemático cucharero.

Sancho ha comentado las dudas previas a la organización del certamen. "La Fira marca el reencuentro después del invierno y este año ha habido que esperar dos inviernos y hay que decir que se ha hecho duro. También os quiero decir, expositores, que teníamos hace dos meses muchísimas dudas de que la Fira se pudiese celebrar y, gracias al trabajo de María José (Sánchez, AEDL) y de Yolanda (Castellló, teniente de alcalde) y gracias a que sobre todo nos habéis animado, al final, todas aquellas dudas quedaron disipadas, cosa que os agradecemos".

Además del reencuentro, el alcalde ha incidido en el agradecimiento y en el protagonismo de los expositores, principalmente de artesanía, agroalimentación y turismo sostenible, además de una pequeña muestra ganadera, en el exterior del polideportivo, un espacio cubierto -por suerte, ya que llovía a media tarde- que se mantuvo como escenario del certamen. Entre las novedades, destacó el "Tren de la Fira" y, como actividades complementarias,  se han celebrado charlas y talleres.

El propio Sancho ha presentado el sello de calidad internacional otorgado a la localidad de Benabarre, “Cittaslow: ciudades por la calidad de vida”, otorgado el pasado mes de marzo. Con algunos cambios debido a la lluvia, se han ofrecido otros de los talleres previstos para la tarde, mientras que el domingo se espera poder ofrecer el resto sobre drones, medio ambiente, cuentacuentos, gastronomía, etcétera, antes de la clausura, a las 20 horas.

Etiquetas