Ribagorza

RIBAGORZA

Georgina Rodríguez pasa unas horas en Graus donde es acogida con mucho cariño

La pareja de Cristiano Ronaldo está grabando un documental sobre su vida y este sábado hizo parada en Jaca

La visita de Georgina Rodríguez a Graus, con motivo de la grabación del "docu-reality" de Netflix sobre su vida, ha causado este domningo en enorme revuelo en la capital ribagorzana. Decenas de vecinos han querido verla en su recorrido por los lugares que formaron parte de su vida mientras residió en la localidad hace unos 10 años.

La pareja de Cristiano Ronaldo ha llegado a Graus pasado el mediodía, pese a que se la esperaba a las 10 horas. Acompañada por un equipo de seguridad y confianza de unas 8 personas, la esperaban ya en la villa ribagorzana el grupo de técnicos de Netflix, compuesto por una docena de cámaras y personal de producción. La jornada anterior grabó en Jaca.

La primera parada, ante un nutrido grupo de vecinos agolpados en la estatua de Joaquín Costa, ha sido en el emblemático Hotel Lleida, donde ha sido recibida por la propietaria, Consuelo Arcas. 

Georgina Rodríguez ha tenido una cariñosa acogida en el establecimiento y ha podido encontrarse con algunas de sus compañeras en aquel tiempo. En concreto, ha hablado con Lucía y con Valentina, que incluso compartió piso con ella, seis de los 8 meses que residió en Graus. "Era muy prudente, muy limpia y muy religiosa", ha recordado Valentina, con quien ha estado bastante rato charlando.

Desde allí, tras permanecer una media hora en el interior del Hotel Lleida, la "celebrity" se ha dirigido caminando a Embutidos Aventín, en la misma travesía grausina. Allí, la esperaban numerosos vecinos, expectantes y encantados con su visita.

 Marta Balaguer, gerente de Aventín, la ha recibido en la tienda, donde ha sido atendida por otra amiga, Cristina, con quien había trabajado en el Lleida. Muy agradable, Georgina ha adquirido multitud de productos de la zona, especialmente Longaniza de Graus, y ha sido obsequiada con una pequeña degustación que ha apreciado visiblemente y que no ha dudado en compartir con los compañeros del equipo de Netflix.

La "influencer" ha permanecido en Embutidos Aventín casi una hora. A la salida, ha saludado a uno de los amigos que formaban parte del grupo con el que salía mientras vivió en Graus y que la esperaban con el resto de vecinos. Con él se ha tomado una foto, en un momento en el que algunos fans han aprovechado para fotografiarse con ella y pedirle autógrafos. Peticiones que trató de atender en todo momento con amabilidad.

A pie, Georgina ha seguido su recorrido por la calle Barranco para dirigirse a la plaza Mayor, donde ha explicado al equipo el valor de las fachadas renacentistas y la ubicación del Ayuntamiento. 

De allí, se ha dirigido por el casco antiguo a la basílica de la Virgen de la Peña, donde solía acudir a rezar mientras vivía en Graus. Georgina Rodríguez ha depositado a los pies de la imagen un hermoso ramo de flores blancas, con el que ha puesto fin a su intensa visita a la capital ribagorzana.  

Etiquetas