Ribagorza

RIBAGORZA / BAÑOS DE BENASQUE

Benasque apuesta por bajar el agua de los Baños para crear un balneario

El proyecto, que rehabilitaría el Bien de Interés Cultural de Casa Juste, daría trabajo a 60 empleados  

El actual recinto termal de los Baños de Benasque, cuya fecha de construcción está datada en 1801
El actual recinto termal de los Baños de Benasque, cuya fecha de construcción está datada en 1801
Turismo de Benasque

El Ayuntamiento de Benasque apuesta por bajar el agua de los Baños de Benasque hasta Casa Juste -un edificio Bien de Interés Cultural (BIC) en pleno casco urbano- para adquirirlo y, a través de una concesión de explotación, rehabilitarlo y acondicionar allí un balneario que pueda funcionar todo el año y dar trabajo a unas 60 personas. “La postura municipal -siguiendo iniciativas de centros similares principalmente franceses- es darle viabilidad al balneario y en el sitio actual no la tiene”, aseguró el alcalde de Benasque, José Ignacio Abadías, quien matiza que el proyecto no es excluyente respecto a otras actuaciones en la ubicación actual. “El proyecto de bajar las aguas y aprovechar Casa Juste no quita para que allí pueda haber una zona balnearia más sencilla que mantenga la esencia histórica del balneario. No hablo ni de demoler ni de rehabilitar, hablo de una cosa distinta que sea posible hacer y sostener”, avanzó.

La ubicación del Balneario de los Baños de Benasque, a 1.720 metros de altitud lindando con el Parque Natural Posets-Maladeta, resulta privilegiada en muchos aspectos, pero supone que no sea rentable al poderse utilizar solo en verano, principalmente por los problemas de acceso. La reapertura del Balneario, cerrado en el verano de 2019, ha motivado varios estudios, recuerda el alcalde. “Hay un estudio económico hecho por la Cámara de Comercio de Huesca encargado por la anterior Corporación en el que con la inversión necesaria para la rehabilitación, de cuatro millones y medio de euros, no tiene posibilidad de retorno económico. Desde la Administración local, una rehabilitación, como decía la Cámara de Comercio, es inviable y hay que buscar alternativas”.

En este sentido, explica que hubo una empresa de Benasque que ejerció su derecho y propuso una acción y un estudio económico. “Como ascendía a 9 millones y medio, salió a pública concurrencia en el Boletín Oficial Europeo, que es donde se ha de exponer si supera los nueve millones y quedó desierto, nadie optó por ir a este tipo de inversión”, relató el edil benasqués, quien lamentó que el establecimiento tuvo que cerrarse porque no cumplía la normativa y urgía realizar mejoras o tomar una decisión.

“Hay que buscar una alternativa y la idea es bajar las aguas. No es una idea de la actual Corporación, es una idea de los años 80”, comentó, mientras mira a balnearios del Pirineo francés como Saint-Lary o Luchón. “Se quiere utilizar la Torre Juste. Se está haciendo el proyecto sobre eso porque así recuperamos patrimonio que pasa a ser de titularidad pública. Se saca a concesión para que una empresa privada se encargue de la rehabilitación y la construcción del balneario. El concesionario también será quien tenga la obligación de bajar el agua”, especificó el alcalde, quien matizó que el proyecto está pendiente de aprobación y abierto a modificaciones.

Valorando “la participación ciudadana” con las firmas presentadas esta semana, incide en la titularidad municipal del edificio y de las aguas. “Es una decisión por estudiar qué haremos con el edificio, pero mantener algo que no tiene función es malversar fondos públicos. Pasa por otro proyecto dimensionado de otra manera. Sabiendo el periodo de explotación en esa ubicación. Tienes que ajustar eso a la posible edificación y rehabilitación. Esto también se está barajando”, concluyó insistiendo en dar rentabilidad a unas aguas que no disfrutan los más de 300.000 esquiadores que recibe Benasque anualmente.

Etiquetas