Ribagorza

COMUNICACIONES

Gobierno de Aragón pretende mejorar la seguridad en la travesía de Serraduy

El proyecto presentado por el Ejecutivo responde a la alternativa de muchos conductores al cierre del Congosto de Ventamillo

Tramo del Isábena en Serraduy donde se harán los voladizos.
Tramo del Isábena en Serraduy donde se harán los voladizos.
E. F.

El proyecto de mejora de la seguridad en la travesía de Serraduy, en el municipio de Isábena, es la medida adicional más ambiciosa de las incluidas por el departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda para aumentar la seguridad en la carretera A-1605, en el eje del Isábena, teniendo en cuenta que esta vía se ha convertido en la alternativa de tráfico para muchos conductores con el cierre de la N-260 en el Congosto del Ventamillo.

La Dirección General de Carreteras se encuentra trabajando en un proyecto para la ampliación de la calzada existente, una medida que requerirá la instalación de voladizos, para poder crear una zona de paso de peatones segura. De acuerdo con la memoria inicial de que dispone el Consistorio, que va a sufrir alguna modificación, el proyecto se circunscribe a un tramo de unos 200 metros de la A-1605 de unos 5,50 metros de anchura a su paso por el casco urbano de Serraduy, en el que hay un peligro notable para los peatones, al no existir aceras.

El alcalde de Isábena, Joaquín Montanuy, ha comentado que se trata de un proyecto necesario y que tiene constancia de que se está trabajando en ello. “Se lleva en serio unos dos años. Extraoficialmente, ya me dijeron del Gobierno de Aragón que se iba hacer”, dijo esperanzado el alcalde respecto a un tramo con riesgo para los peatones. “Ha habido sustos, no atropellos, pero es peligroso”, aseguró.

Respecto al proyecto, el Ayuntamiento cuenta con una memoria que, previsiblemente, se modificará de cara al proyecto final, aunque la idea es la misma.

“Al no haber sitio, hay que hacer una pasarela peatonal, un voladizo para la acera. En la memoria se planteaba de metal, aunque creo que al final será de hormigón”, comentó, confiando en el criterio de los técnicos sobre una actuación que cree, podría concluirse en un par de meses una vez dé comienzo.

Desde la misma Dirección General han avanzado que, mientras se trabaja en ese proyecto para Serraduy, de forma inmediata, se actuará en la colocación de bandas transversales en la calzada para disminuir la velocidad del tráfico y se reforzará la señalización.

Otras de las medidas previstas en este eje del Isábena, como complemento a las existentes y para que los conductores reduzcan la velocidad y respeten los límites establecidos en las travesías se localizan en Capella, donde se colocan detectores pedagógicos de velocidad para indicar la velocidad a la que se circula con el objetivo de concienciar a los conductores.

En la localidad de Puebla de Roda, se aumenta la seguridad con bandas trasversales de alerta en la calzada para propiciar la reducción de la velocidad y se ha reforzado la señalización existente.

Por último, en los túneles de Obarra se procede al repintado de las marcas viales para hacerlas lo más visibles posible. También se han ampliado el número de elementos reflectantes.

El director general de Carreteras, Bizén Fuster, ha señalado que “tomamos medidas en materia de señalización para aumentar la seguridad vial en los tramos de travesía debido al aumento significativo del tráfico existente”.

Y ha explicado que “los trabajos ya han comenzado y esperamos que estén finalizados en la primera quincena de diciembre”.

Etiquetas