Ribagorza

INFRAESTRUCTURAS

CHA Ribagorza cree que un rádar complementaría las mejoras en la N-230

Desde la formación indican que la última intervención es una “muy buena noticia”

CHA pide medidas disuasorias para reducir la peligrosidad de la intersección de la N-230 con la N-123 en Benabarre
CHA pide un rádar para reducir la peligrosidad de la intersección de la N-230 con la N-123.
CHA

Chunta Aragonesista Ribagorza considera necesario complementar la intervención realizada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en Benabarre, en la intersección de la N-230 con la N-123, con varias medidas de seguridad. Si bien la consideran una “muy buena noticia” creen que haría falta, entre otras actuaciones, un rádar disuasorio.

“Después de tantos años de reivindicaciones la actuación en este tramo supone una mejora de la seguridad vial evidente que seguro evitará accidentes como los que se producían de forma más habitual que la deseada, por lo que ahora solo queda implementar medidas que pongan en valor la mejoras efectuadas”, considera José Antonio Pueyo, presiente de CHA-Ribagorza

La formación considera “una muy buena noticia” que después de tantos años de reivindicaciones la demandada mejora de la intersección de la N-230 con la N-123 en Benabarre, que acumulaba en los últimos años numerosos accidentes con víctimas mortales, sea ya una realidad. “La actuación de mejora llevada a cabo por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana reordenando los accesos sin duda aumentará la seguridad de dicha intersección facilitando los giros y evitando accidentes y sustos”, afirmó Pueyo.

A su juicio, sin embargo, es insuficiente y requeriría reforzarse con varias medidas. “No obstante, desde CHA-Ribagorza consideramos necesario complementar esta intervención con varias medidas básicas, desde actualizar la señalización en este tramo, iluminar el cruce cuando la visibilidad es insuficiente y ubicar un radar disuasorio informativo, con el objetivo de intentar conseguir que se respeten las limitaciones de velocidad, que en este tramo de 600 metros se ha establecido en un máximo de 60 kilómetros a la hora, y en el resto en 80 kilómetros a la hora”, detalló Pueyo.

CHA-Ribagorza concluye reiterando su “felicitación” ante una actuación que con 130.000 euros, recuerdan, supone una mejora de la seguridad evidente para quienes circulan por este tramo carretero: “Y lo más importante, evitará accidentes con graves consecuencias como los que han tenido lugar estos últimos años”.

Etiquetas