Ribagorza

aniversario

La estación de Cerler cumple 50 años con nuevos proyectos en marcha para continuar como motor del valle

La ampliación por Castanesa o el nuevo telecabina desde Benasque contribuirán a afianzar un desarrollo clave para la pervivencia la zona

Imagen de la estación de esquí de Cerler en 1972, en su primera temporada tras su estreno el 26 de diciembre de 1971.
Imagen de la estación de esquí de Cerler en 1972, en su primera temporada tras su estreno el 26 de diciembre de 1971.
Cerler

El 26 de diciembre de 1971, los primeros esquiadores con forfait se deslizaron por las nuevas pistas de Cerler. Nacía así un proyecto que marcó “un antes y un después” para el Valle de Benasque, convirtiéndose en “motor de desarrollo”, como coinciden en señalar el alcalde de Benasque, José Ignacio Abadías, y el presidente de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB), José María Ciria. De cara al futuro, Abadías apuesta por abrir la oferta de Cerler a otras disciplinas deportivas más allá del esquí aprovechando las instalaciones todo el año. El responsable de los empresarios, por su parte, apela a avanzar en proyectos como las ampliaciones del dominio esquiable o el telecabina Benasque-Cerler yendo “todos a una”, evocando el espíritu de Valle, comarca y provincia que salvó la estación en los años ochenta, en un momento “crítico” y “decisivo”, recuerdan.

La estación de esquí de Cerler fue la materialización de un proyecto que se gestó en la década de los sesenta, de la mano de la sociedad Estación de Esquí de Cerler S.A. que tenía como socios a un grupo de asiduos veraneantes del Valle de Benasque con residencia habitual en Barcelona y con experiencia en la gestión de estaciones de esquí, gracias a su labor anterior en la estación de La Molina (Gerona).

Érase una vez... los monitores de la estación de esquí de Cerler en su debut.
Érase una vez... los monitores de la estación de esquí de Cerler en su debut.
Cerler

La declaración de la estación de esquí de Cerler como Centro de Interés Turístico Nacional, por parte del Ministerio de Información y Turismo, en 1966, fue el pistoletazo de salida para la construcción de la carretera que conectaría Benasque con Cerler en el año 1967, imprescindible para esa apertura del 26 de diciembre de 1971.

“Ha supuesto un antes y un después, por el aumento constante de población en el municipio y como motor de desarrollo para incorporar la actividad en la época invernal en el Valle”, comenta el alcalde. En este sentido, y según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), Benasque casi ha triplicado su población desde 1970 hasta 2020 pasando desde los 800 habitantes a los casi 2.200 vecinos censados estos últimos años.

El telesilla a Farnuserals (A4), con la que se inauguró la Estación de Esquí de Cerler el 26 de diciembre de 1971, además de los de Pllan d’Estan (B1), Robellóns (B2) y Cogulla (A5).
El telesilla a Farnuserals (A4), con la que se inauguró la Estación de Esquí de Cerler el 26 de diciembre de 1971, además de los de Pllan d’Estan (B1), Robellóns (B2) y Cogulla (A5).
Cerler

“La estación es el motor que hace mover el Valle de Benasque. Las estaciones son una industria, una industria de la nieve que genera muchos puestos de trabajo en los valles. Se amplía la temporada de diciembre a abril y hace mover el desarrollo en los valles con inversiones para todo el año”, considera Ciria, quien alude a las segundas residencias, por ejemplo. “Se las compran por el esquí pero vienen todo el año”, dice, aludiendo al impacto económico de las estaciones a nivel comarcal, provincial y regional.

Desde Aramón, recuerdan que el volumen de la nieve en Aragón se estima en 200 millones de euros. En la provincia de Huesca, supone un 10 por ciento del PIB. Y, en las comarcas con estaciones, se atribuye al turismo de nieve directa o indirectamente hasta el 60 por ciento de los empleos de la zona, según los datos del holding aragonés de la nieve de Aragón.

“Es una cuestión de reciprocidad, la estación hace de motor, y comercio, hostelería, vivienda están ligados a ella. Se necesitan y una cosa sin la otra no tendría mucho sentido”, apunta el alcalde.

Este medio siglo, la estación ha mejorado sus servicios en función de los gustos de los visitantes y de la propia evolución del deporte del esquí, asegurando una forma de vida a los habitantes de la zona. La primera década la de los setenta vino marcada por la construcción de los primeros hoteles en Cerler y la ampliación de su dominio al vecino Valle de Ampriu, tanto por remonte y pistas (1976 inauguración del telesquí Gallinero) como por la construcción de la carretera que unía Cerler con el Llano del Ampriu (1977).

Primera máquina pisapistas en la estación, que se compró en 1970.
Primera máquina pisapistas en la estación, que se compró en 1970.
Cerler

En la década de los ochenta, de hecho, fueron los propios habitantes del valle, tanto ayuntamientos como particulares, los que, no sin esfuerzo, tomaron las riendas de la estación para continuar con su crecimiento y posicionamiento como uno de los mejores destinos del Pirineo. “Fue un momento crítico, la sociedad que gestionaba la estación dijo que no tenía capacidad de inversión y la cerraba. Entonces, hubo un movimiento de todos los sectores, del Ayuntamiento Benasque puso 140 millones pesetas, los empresarios del valle también y la Diputación de Huesca, cuando era presidente Marcelino Iglesias. Con cargo al canon eléctrico cada ayuntamiento ribagorzano puso 3.300.000 pesetas. Y así se compró la estación y se creó Fomento y Desarrollo Valle Benasque”, detalla Abadías, rememorando unos momentos complicados.

“Fue una época mala, con varias temporadas seguidas malas de nieve. Pero el problema se solventó con la colaboración de todos los Ayuntamientos de Ribagorza, los empresarios y el Ayuntamiento Benasque”, a los que al poco tiempo se sumó la ayuda del Gobierno de Aragón, con un necesario Plan de la Nieve, indica.

Ciria lo recuerda como “un momento decisivo y clave en el que se fue todos a una porque se tenía claro que la estación no se podía cerrar”. Comenzaron entonces las inversiones de los años noventa, en los que se estrenó el sistema de innivación artificial (1991), y el primer telesilla desembragable hasta Gallinero. El final de la década se caracterizó por la renovación de las antiguas instalaciones con modernos telesillas y la puesta en marcha de la primera página web.

La integración en el recién creado grupo Aramón (2002) marcó la entrada en el nuevo milenio y permitió dar un nuevo impulso a la estación de Cerler, que ha seguido hasta hoy mejorando de forma ininterrumpida. Prueba de ello, es que en esta temporada 2021-2022, coincidiendo con la celebración del 50 aniversario, la estación de Cerler inicia la ampliación hacia el vecino valle de Castanesa, lo que proporcionará al territorio de Castanesa y Montanuy un atractivo turístico compatible con la ganadería. Ciria explica cómo se amplió el dominio de Cerler desde Cota 2000 al Ampriu y celebra que ahora se siga hacia Castanesa, mientras recuerda la necesidad de ampliar hacia el Valle de Ardonés.

Clase práctica de esquí para disfrutar de las pistas de Cerler.
Clase práctica de esquí para disfrutar de las pistas de Cerler.
Cerler

Y paralelamente a esta ampliación hacia Castanesa, el Ayuntamiento ha anunciado estos días la construcción de una telecabina entre Benasque y Cerler para descongestionar la A-2617. “Tenemos fondos europeos para la telecabina, una infraestructura que le da a la estación un sello de calidad, un sistema de movilidad más limpio, menos invasivo”, considera, mientras mira al futuro con ilusión. “Ahora se ha podido hacer la inversión de la ampliación hacia Castanesa. Como todas las empresas, según la coyuntura económica se ha invertido más o menos en función de lo que se ha podido. Pero le queda mucho futuro, llevamos 50 años y le quedan mucho más. La estación de Cerler es la seña de esquí de Benasque, un destino de montaña que también tiene la estación de nórdico de Llanos del Hospital, referente en esquí de fondo. Somos un destino de nieve que se irá reconvirtiendo en un destino más amplio de montaña, con oferta de otras actividades, aprovechando las instalaciones para realizar otras actividades”, indica con la vista puesta en disciplinas como la bicicleta de montaña, cada vez más en auge.

Cronología de la estación de Cerler

1966 Se declara el proyecto de la Estación de Esquí de Cerler como Centro de Interés Turístico Nacional.

1967 Se construye la carretera entre Benasque y Cerler, y se constituye Estación de Esquí de Cerler S.A.

1970 Se compra la primera máquina pisapistas.

26/12/1971 Se inaugura la Estación de Esquí de Cerler con los telesillas Pllan d’Estan (B1) y Robellóns (B2), y los telesquís Cogulla (A5) y Farnuserals (A4).

1973 Inauguración del Telesquí Labert (A-3).

1974 Construcción primer hotel (Monte Alba) en la nueva urbanización a pie de pistas.

1975 Inauguración del Telesilla Sarrau (A-2) y construcción del segundo hotel (Hotel Cerler, actualmente Edelweiss).

1976 Inauguración del Telesquí Gallinero y apertura al Valle de Ampriu.

1977 Construcción de la carretera que une Cerler con el Llano de Ampriu.

1978 Inauguración del Telesilla Ampriu (hoy Telesilla del Amor), que estaba inicialmente previsto para unir Benasque con Cerler.

1983 Se constituye Desarrollo Valle de Benasque S.A.

1985 Inauguración del telesquí Debutantes Ampriu.

1986 Inauguración del telesquí Puentet y Rincón del Cielo.

1990 La Diputación General de Aragón elabora un plan de innivación artificial de las estaciones aragonesas.

1991 Primer sistema de innivación artificial. Inauguración telesilla Cogulla.

1992 Inauguración telesilla Gallinero, primer telesilla desembragable de la estación.

1994 Se constituye Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque S.A.

1995 Construcción del Restaurante Ampriu y primera fase del parking de Ampriu.

1996 Inauguración del Telesilla Batisielles, y de los telesquís Debutantes I y II, que sustituyen al telesquí Ampriu. Construcción de la segunda fase el edificio de servicios Ampriu y finalización del parking de Ampriu.

1997 Inauguración del telesilla El Molino que sustituye al telesilla biplaza Pllan d’Estan (B1).

1998 Se incorpora Ibercaja como accionista de la sociedad. Inauguración del telesilla Basibé. Implantación sistema prevención aludes GAZ-EX en Gallinero. Inauguración de la Hamburguesería Colladeta.

1999 Funcionamiento de la primera página web y obtención Certificado de Calidad por Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE).

2000 Construcción de la balsa de agua y sala de máquinas de Mirador.

2001 Inauguración de la cinta Remáscaro y Telecuerda Trigals en Cerler 1500.

2002 Se crea Montañas de Aragón S.A (Grupo Aramón).

2004 Inauguración de las cintas Caragol y Rabachol en Cota 2000.

2005 Inauguración de la cinta Turberes y del telesilla Rincón del Cielo, que sustituye a los telesquís Labert y Rincón del Cielo. Se instalan cañones en Basibé, Rincón del Cielo y Gallinero. En Gallinero está el cañón más alto de los Pirineos (2.630 m). Ampliación del sistema GAZ-EX a Canal Amplla.

2006 Captación de agua del valle de Ardonés para mejorar el sistema de innivación artificial. Inauguración del telesilla cuatriplaza Robellóns. Inauguración del Snowpark de Rincón del Cielo y nueva pista La Liebre. Inauguración de la Cafetería Remáscaro.

2007 Nuevas pistas El Ibón y La Rabosa.

2008 Inauguración de la cinta Ansils, del Telecuerda Snowpark y de la Pizzería El Bosque. Nueva pista La Solana.

2011 Nuevas pistas Epic Trail y Tempestades.

2014 Cerler es elegida como mejor estación de esquí española en los “World Ski Awards”. Nueva pista El Bosque Encantado y mejoras en la carretera Benasque-Cerler.

2015 Nuevo centro médico en Cerler 1500.

2016 Cerler es elegida como mejor estación de la temporada 2015-2016 en los premios “Ski The East” de Nevasport. Marcaje de recorrido s de esquí de travesía (Rutas Skimo).

2017 Cerler es elegida por cuarto año consecutivo como mejor estación de esquí española en los World Ski Awards. Traslado de la Cinta Remáscaro a la nueva zona de trineos de Ampriu Park y nueva pista Funny Track.

2018 Nueva pista Mirador y taller de reparación en Cota 2000.

2021 Ampliación al valle de Castanesa. Nuevo telesilla Castanesa. Nuevas pistas: Nou fons, Els fallas, Els salineras y la Pala

Etiquetas