Ribagorza

EDUCACIÓN

A licitación la ampliación del CPI de Benabarre por casi un millón euros

La infraestructura va a albergar todos los cursos de Secundaria instalados en dos plantas

Alzado del edificio, la parte marrón es la casa de los maestros y la zona verde la nueva construcción.
Alzado del edificio, la parte marrón es la casa de los maestros y la zona verde la nueva construcción.
S.E.

Esta semana se ha publicado la licitación de la ampliación para que el Colegio Público Integrado (CPI) de Benabarre pueda albergar todo el tramo de Secundaria. La obra, enmarcada en una actuación más ambiciosa que permitirá diseñar un complejo educativo “potente” en la capital cultural ribagorzana, ronda el millón de euros (996.405,58 euros) y el plazo de presentación de ofertas concluye el día 23 de mayo. El nuevo edificio sumará 700 metros cuadrados en dos plantas y se enmarcará en una mejora integral del complejo educativo que prevé optimizar la casa de los maestros anexa y sumar al centro escolar varias instalaciones del antiguo convento.

La ampliación supone un incremento de casi 400.000 euros respecto a la estimación inicial, ha recordado el alcalde de Benabarre y diputado en el Congreso, Alfredo Sancho. “El plazo del proyecto estaba previsto en otoño, pero al final, con la adecuación de los espacios, hasta enero no se aprobó el definitivo”. La tramitación se prolongó para ajustar el montante, ya que “se preveían 600.000 euros y, al final, se ronda el millón”.

Fondos europeos

La obra, actualmente en licitación, se sufragará con fondos europeos gestionados por el Gobierno de Aragón y, debido al volumen, se construirá “a caballo entre dos años”. Tal como se abordó con la directora provincial de Educación, de visita la semana pasada en Benabarre, la intención es agilizar al máximo las obras, ya que el objetivo es que en verano estén las máquinas trabajando para aprovechar el periodo vacacional.

La necesidad de las instalaciones es imperiosa porque, de cara al próximo curso, el centro necesitaría una cuarta aula prefabricada que no cabe en el recinto escolar. Una situación que ha obligado al Ayuntamiento a actuar anticipándose a la ampliación, pero ya en el marco del amplio proyecto el nuevo complejo educativo que se va a poner en marcha y que incluye el antiguo convento, también propiedad municipal.

Se construyen más de 700 metros cuadrados, en un edificio de dos plantas, anexo a la parcela expropiada y a la casa maestros que se conectará a la obra nueva. “Para el próximo curso, había que instalar una nueva aula prefabricada que no cabe en el recinto, así que desde el Ayuntamiento se ofreció a Educación para que, a partir de septiembre, la cocina y el comedor salgan del colegio, poniendo en ese espacio el aula que falta y trasladándolos al convento, que está cruzando la calle”.

La propuesta municipal prosperó y ya se trabaja para acondicionar tanto la cocina como el comedor del convento que permitirá ampliar los comensales de entre 50 y 60 a rondar de 150 a 200, algo que “cuando regrese el CRIE también será necesario”, comentó Sancho. El nuevo complejo educativo sumará también del convento la nave de la iglesia para usos múltiples y los jardines circundantes, que casi duplican la superficie del patio.

Para Sancho, las mejoras materializan “la igualdad” en materia de Educación, “no solo en número de profesores y medios, sino con unas muy buenas instalaciones”, concluyó.

Etiquetas