Ribagorza

INFRAESTRUCTURAS

El 23 de junio se abrirá la N-260, pero se dará paso los dos fines de semana anteriores

Se opta por reabrir y volver a cerrar para el Gran Maratón y del 17 al 19

Imagen de la reunión celebrada en Campo.
Imagen de la reunión celebrada en Campo.
S. E.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) anunció ayer a los representantes ribagorzanos políticos y empresariales la reapertura de la carretera N-260 entre Campo y Seira el 23 junio, si bien se abrirá puntualmente dos fines de semana previos: el del Gran Maratón Montañas de Benasque, 10, 11 y 12 de junio, y el siguiente, del 17 al 19 junio.

En una reunión mantenida en la tarde de ayer lunes en Campo, la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, y el jefe de demarcación de Carreteras del Estado en Aragón, Rafael López Guarga , dieron cuenta de la decisión adoptada, tras estudiar las peticiones del territorio que pedían la reapertura a primeros de junio.

La vía, que permanece cortada en este tramo desde el 21 de abril, se reabrirá el viernes 10 a partir de las 14 horas, para facilitar la llegada de los más de mil corredores que se esperan en el Gran Maratón Montañas de Benasque. Tras el cierre a medianoche del día 12, la carretera no se reabrirá hasta el viernes 17, también a las 14 horas y hasta el domingo a medianoche. La reapertura definitiva será el 23 de junio, de cara al puente de San Juan.

Al encuentro asistieron los alcaldes del territorio, encabezados por el presidente de la Comarca de Ribagorza, Marcel Iglesias, y acompañados por responsables empresariales como el presidente de la Cámara de Comercio de Huesca, Manuel Rodríguez Chesa, y el de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque, José María Ciria.

El alcalde anfitrión y vicepresidente ribagorzano, Eusebio Echart, comentó que la decisión fue acogida con resignación, pero que es comprensible dada la complejidad de los trabajos en este momento. De hecho, la complejidad de los trabajos, hará que la reapertura sea, en algunos tramos, con paso alternativo por un solo carril.

Estas obras de acondicionamiento de la N-260 consisten en la ampliación de la plataforma de la N-260 desde los 5,5 metros actuales hasta los 8 metros, minimizando la ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río Ésera mediante la construcción de voladizos apoyados y anclados a la roca. Además, el proyecto incluye la ejecución de dos túneles de 265 metros y 540 metros de longitud respectivamente. El presupuesto asciende a 35,7 millones de euros.

Etiquetas